10 de octubre, génesis de un pueblo heroico y rebelde

Cuando el 10 de octubre de 1868, Carlos Manuel de Céspedes se levantó contra el yugo español, emprendió el camino hacia la verdadera liberación de la Patria. Su impronta marcó el decursar de los posteriores movimientos independentistas, en los que prevaleció la pretensión alcanzar la independencia, la soberanía y la justicia social.

La Cuba de hoy agradece esa tradición de lucha, considerada la génesis de una batalla que continua hasta nuestros días.