XIX Cumbre ALBA-TCP: la integración y la unidad es el camino

Daina Caballero Trujillo
PCC
El presidente venezolano resaltó que representa un orgullo para Caracas celebrar este evento en medio de la situación sanitaria y de la persecución económica de Estados Unidos contra algunos estados miembros de este organismo multilateral

La XIX Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) tuvo lugar este jueves en Caracas, Venezuela, con la premisa de continuar defendiendo la unidad y la integración de los pueblos, ahora frente al contexto impuesto por la pandemia de COVID-19.

El presidente Nicolás Maduro, dio inicio al encuentro saludando a los presentes y a las delegaciones de más de 60 países participantes en el Congreso Bicentenario de los Pueblos, espacio que analizó como ejes centrales la unión y solidaridad de los pueblos, donde participaron organizaciones, movimientos sociales y activistas políticos de diversos países, como parte del programa conmemorativo en saludo al aniversario 200 de la Batalla de Carabobo. 

El presidente venezolano resaltó que representa un orgullo para Caracas celebrar este evento en medio de la situación sanitaria y de la persecución económica de Estados Unidos contra algunos estados miembros de este organismo multilateral. 

Saludó la victoria que obtuvo Cuba el pasado día 23 en Naciones Unidas, con 184 a favor de eliminar el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la Mayor de las Antillas y anunció la firma de contratos para recibir en Venezuela 12 millones de dosis de las vacunas producidas en Cuba.

Esta Cumbre reviso los acuerdos emanados de una serie de reuniones desarrolladas en el transcurso del año, dirigidas a fortalecer la cooperación en sectores estratégicos como salud, agricultura y alimentación; educación, articulación política y comunicacional,  y sirvió para abogar por la tan necesaria unidad, en un panorama donde Estados Unidos y las oligarquías regionales reúnen esfuerzos por deslegitimar todo intento de integración.

«La posición política del ALBA-TCP es absolutamente clara, apuesta por un mundo que respete las reglas del multilateralismo. Es antimperialista, anticolonialista, anticapitalista y antipatriarcal», expreso el Secretario Ejecutivo del organismo, Sacha Llorent recientemente al anunciar la celebración del evento, durante su participación en el Congreso Bicentenario

Cuba junto a Venezuela fundaron la Alianza el 14 de diciembre de 2004, por iniciativa de los entonces presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez. La organización surge como una plataforma de integración latinoamericana y caribeña, con enfoque social y basada en la solidaridad, la complementariedad, la justicia y la cooperación, uniendo las capacidades y fortalezas de los Estados miembros.

Actualmente forman parte de ALBA-TCP Venezuela (fundador, 2004), Cuba (fundador, 2004), Bolivia (2006), Nicaragua (2007), Mancomunidad de Dominica (2008), Antigua y Barbuda (2009), Ecuador (2009), San Vicente y Las Granadinas (2009) y Santa Lucía (2013).

Cuba en ALBA-TCP: unidad latinoamericana

«Agradezco a todos los estados miembros del ALBA-TCP por el apoyo a la resolución cubana contra el bloqueo», expreso el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, al intervenir en la XIX Cumbre del ALBA-TCP, quien estuvo al frente de la delegación cubana participante en la cita.

Imagen
Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores. Foto: Granma.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, ratificó el compromiso de la nación caribeña con la solidaridad y la integración mundial. Reafirmo el apoyo de Cuba con el pueblo venezolano, que continúa librando una lucha contra el imperialismo y la oligarquía, así como el respaldo al presidente Daniel Ortega y a los nicaragüenses, amenazados por la injerencia de EE.UU

Destacó la ágil y eficaz respuesta del ALBA-TCP como mecanismo multinacional ante los desastres provocados por la reciente erupción del volcán La Soufriere en San Vicente y las Granadinas, cmo una acción que confirma la fortaleza de la alianza y los valores que inspiran a sus miembros.

Rodríguez Parrilla también condenó el recrudecimiento de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos hacia Venezuela, Nicaragua y Cuba en el contexto del SARS-CoV-2, y recordó que solo gracias a un robusto sistema de ciencia e innovación tecnológica,Cuba ha sido capaz de ostentar sus actuales resultados en medio de medidas que limitaban la adquisición de insumos.

De igual manera, transmitió el saludo del presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez al conclave y aseguró queno se ha podido, ni se podrá, frenar el avance del ALBA, pues sus países asociados no cejan en el empeño de unirse y defenderse como hace 200 años lo hicieron los valerosos soldados al mando de Simón Bolívar en la batalla de Carabobo

Integración latinoamericana en defensa de los pueblos

Luis Arce, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia agradeció el apoyo firme del ALBA-TCP al pueblo boliviano, ante el golpe de estado perpetrado a Evo Morales.

 

Los países integrantes del ALBA-TCP nos hicieron sentir que no estamos solos en aquel fatídico año 2019 cuando la oligarquía se apoderó del poder político. Sin estas importantes acciones de solidaridad, el mundo no hubiese conocido las violaciones de derechos humanos que se produjeron en Bolivia en aquel momento, destacó.

Recuperamos la democracia en nuestro país. Esta vez, esa conciencia del pueblo boliviano nos llevó a una contundente victoria de un 55 % en las elecciones. Pido disculpas por las violaciones cometidas a las delegaciones de Venezuela y Cuba por parte del gobierno de facto, agregó en su discurso el mandatario.

Arce reconoció además que se tiene que retomar el camino de la integración por la emancipación, por caminos efectivos y no retóricos. Apostamos por un renovado impulso del ALBA, la Unasur y otros mecanismos.

Por su parte, el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien participó en la cumbre de forma virtual, afirmo que como otros pueblos, Nicaragua avanza en el mismo camino, liberándose al igual que Cuba con la fuerza de las ideas, la razón y las armas.

No hay otra alternativa. Así nació la Revolución sandinista y la amistad con Fidel. Dar la batalla por la soberanía es dar la batalla contra el imperialismo, que utilizó las tiranías en el continente para expulsar a Cuba de la OEA, dijo.

Daniel Ortega resaltó que el ALBA-TCP es el núcleo para fortalecer la defensa de nuestros pueblos frente a las agresiones imperialistas y aseguró que solo una América unida puede enfrentarse a los yanquis, no hay otra manera. «Estos son los momentos más duros de la siembra, cuando está floreciendo» señaló Ortega frente a las agresiones de EE.UU., pero aseguró que «es más grande la fuerza de los pueblos».

Declaración Final XIX Cumbre ALBA-TCP

El Secretario Ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) Sacha Llorenti, dio lectura a la Declaración Final de la XIX Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, documento en el que se repudió las medidas agresivas y coercitivas ejercidas por los Estados Unidos, se abogó por una distribución justa de vacunas e insumos médicos para combatir la COVID-19, al tiempo que se apoyó y promovió el respeto a la soberanía y a los procesos de integración de los países que conforman el ALBA-TCP. El documento fue sometido a votación y fue aprobado por las delegaciones presentes3

La declaración ratificó el compromiso con “la integración genuinamente latinoamericana y caribeña que nos permita enfrentar unidos las pretensiones de dominación imperialista y las amenazas crecientes a la paz y a la estabilidad regional” y resaltó la necesidad de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Saludó el retorno del orden constitucional en el Estado Plurinacional de Bolivia, la instalación de la nueva Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Ratificó el “apoyo incondicional al gobierno sandinista, al Presidente Daniel Ortega Saavedra y al pueblo de Nicaragua en su decisión de continuar defendiendo la soberanía, la paz y los notables avances sociales, económicos, de seguridad y de unidad alcanzados”.

Asimismo, ratificó el derecho de los países del Caribe a recibir un tratamiento justo, especial y diferenciado, reafirmamos el apoyo incondicional y necesario para la defensa y promoción de sus justos reclamos y reparaciones. Manifestó, además, el profundo pesar por las víctimas mortales de la pandemia de la COVID-19 en el mundo y, en particular, en nuestra región.

La declaración final condenó la campaña de descrédito -promovida por el gobierno de los Estados Unidos- contra la cooperación médica cubana así como la condena al genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América contra Cuba y las más de 240 medidas coercitivas unilaterales adoptada por Trump que mantiene intacta el actual gobierno. Rechazó la injustificada inclusión de la República de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

El documento expresó también profunda preocupación por las masivas violaciones de los derechos humanos contra el pueblo colombiano y apoyó potenciar el desarrollo de la zona económica complementaria ALBA – Petro Caribe, como un verdadero modelo de desarrollo productivo y tecnológico fundamentado en los valores de la Alianza y en los principios del Tratado de Comercio de los Pueblos.