Traducir el trabajo partidista en solución a los problemas (+Video)

Granma
Granma
Encabezadas por el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, tuvieron lugar reuniones de trabajo del Secretariado del Comité Central con dirigentes del Partido y del Gobierno en La Habana y Matanzas

«En el perfeccionamiento del trabajo del Partido tenemos que lograr que la organización de base sea la primera que convoque a un debate honesto, abierto, sin prejuicios ni dogmas, libre, con participación, sobre todos los problemas que inquieten a la militancia», aseguró este viernes, en La Habana, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Al encabezar la reunión de trabajo del Secretariado del Comité Central con dirigentes del Partido, del Gobierno y de las organizaciones de masas en la capital, a fin de evaluar la implementación de las ideas, conceptos y directrices del 8vo. Congreso, subrayó que el papel del Partido consiste en liderar todos los procesos, dirigirlos y motivar a la participación, pues, de esa manera, se mantendrá viva la magna cita.

Sobre la importancia de entender por qué se trata de un Congreso de la unidad y la continuidad y de cómo habremos de garantizarlas, también habló Díaz-Canel, al tiempo que reconoció que ambos conceptos se sustentan en la autoridad moral del Partido, legado de la generación histórica, y que hoy toca consolidar con trabajo.

Ese empeño, dijo, debe tener una expresión inmediata en la solución de los problemas del país, porque eso es lo que espera el pueblo. Hay que lograr, en primer lugar, que haya alimentos, que los podemos producir aquí.

La población también nos pide, aseguró el mandatario, que luchemos decididamente contra los precios especulativos, que enfrentemos el delito y la corrupción y también le hagamos frente, con inteligencia, a la subversión y a todas las campañas enemigas.

El Primer Secretario abundó, además, en los retos que entraña el crecimiento a las filas del Partido, el más importante de los procesos de la organización, que debe asumirse desde la ejemplaridad de los militantes, porque significa distinguir, ante la sociedad, a los ciudadanos revolucionarios con más méritos.

Nuestro Partido único será más democrático, en la medida en que otorgue más espacio a la participación popular, reiteró Díaz-Canel, y añadió que «para sentirnos satisfechos y superarnos más, todo lo que hagamos, tanto en el terreno ideológico como en el económico, tiene que tener como horizonte la felicidad y el bienestar del pueblo, desde las esencias del socialismo».

La adversidad, resumió el Presidente cubano, no nos puede poner freno, ni desanimar, debemos depender de nosotros mismos y de nuestros propios esfuerzos y talento; y en la batalla ideológica tenemos que dar una respuesta contundente, inteligente, alejada de la vulgaridad y el odio, pero con firmeza.

Imagen
Foto: Estudios Revolución
Imagen
Foto: Estudios Revolución
Imagen
Foto: Estudios Revolución
Imagen
Foto: Estudios Revolución

LLEGAR, CON EL ACTUAR MILITANTE, HASTA EL BARRIO

Durante la reunión, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, detalló las acciones emprendidas en la provincia para no dejar morir los acuerdos del Congreso y, con ello, revolucionar el quehacer partidista, urgido de cuadros más preparados, de mayor vinculación con las masas, así como de una integralidad superior en el aseguramiento a los procesos.

Seguidamente, el gobernador de la capital, Reinaldo García Zapata, señaló las prioridades en las cuales debe ser protagónico el quehacer de la organización, entre las que figuran el enfrentamiento a la subversión, el combate a la COVID-19, el fortalecimiento de los municipios y la atención al programa de desarrollo local, el seguimiento a la implementación de la Tarea Ordenamiento y la evaluación de programas priorizados como la producción y distribución de alimentos y la vivienda.

Imagen
Foto: Estudios Revolución

En el intercambio, varios representantes de las organizaciones de masas llamaron la atención sobre la mirada «diferente y actualizada» que demanda su actuar, en pos de parecerse más a los nuevos tiempos, sobre la base del liderazgo, el compromiso y la participación consciente.

Roilán Rodríguez, secretario del Partido en el municipio de Habana del Este, enfatizó en el rol del núcleo, cuyo orden del día tiene que estar en concordancia con la agenda del país y de la comunidad.

Los miembros del Secretariado también presentaron las principales directrices de sus campos de acción y, dentro de ellas, las que requieren de mayor empeño en La Habana.

En cuanto a la actividad agroalimentaria, específicamente, José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central y responsable de esta área, significó la relevancia de la agricultura urbana, suburbana y familiar, los procesos de contratación y la implementación de la política de comercialización.

HABLARLE AL PUEBLO CON EL CORAZÓN

Para lograr estar a la vanguardia en la batalla económica e ideológica, como corresponde al Partido, hay que fortalecer la vida interna de la organización, la cual empieza por el trabajo de los cuadros, sostuvo Miguel Díaz-Canel en Matanzas, al intercambiar, junto al Secretariado del Comité Central, con dirigentes del Partido y del Gobierno en la provincia.

 

Imagen
Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba visita Matanzas. Foto: Estudios Revolución.

Hizo notar que el 8vo. Congreso aportó las bases de una estrategia y un modelo de tránsito para los cuadros, con un enfoque científico y para evitar la improvisación.

«Los cuadros tienen que hablar con el corazón al pueblo, y distinguirse por la inquietud revolucionaria y sensibilidad con los problemas de la Revolución. Su discurso, sus orientaciones y diálogo deben estar conectados con las demandas y problemas de la población».

Díaz-Canel calificó de proeza la resistencia del pueblo en tan adversas circunstancias, pero recordó que, además de resistir, avanzamos, y ponderó el ejemplo que significa disponer de cinco candidatos vacunales propios, que se irán convirtiendo en vacuna en la medida en que se validen los resultados de los ensayos clínicos.

Valoró, con énfasis, la necesidad de fortalecer las estructuras, sobre todo  en las organizaciones de base del Partido. «Necesitamos que el núcleo sea ese espacio vibrante donde todos los militantes se sientan comprometidos y con deseos, y que sea el primer espacio que estimule el debate honesto, profundo y enriquecedor, que llega a las soluciones de los problemas con participación de la militancia y del resto de la población».

Para ello, dijo, la labor del Partido desde las organizaciones de base y sus estructuras debe tomar distancia del burocratismo y la rutina y, en cambio, promover más la convocatoria del pueblo hacia las principales tareas y, con especial énfasis, impulsar el trabajo de las organizaciones de masas, las cuales están obligadas a revitalizar su actividad.

Recalcó que dichas organizaciones, como los Comités de Defensa de la Revolución (cdr) y la Federación de Mujeres Cubanas (fmc), tienen en la comunidad su principal razón de ser y ningún problema les debe ser ajeno.

Comentó que lo más lógico es que se ocupen de no dejar espacios vacíos en el barrio, llegar a las personas que más lo necesitan, liderar el enfrentamiento a la violencia a la mujer, a la discriminación, al delito y a la chapucería, y apoyar el trabajo del delegado en la circunscripción. «Que no les sea ajeno nada de lo que afecta a una comunidad», destacó.

Imagen
Foto: Estudios Revolución

Refiriéndose a los sindicatos y a la ctc, comentó que su mirada debe estar orientada a ver cómo todo puede ser más eficiente, aportador y productivo.

Sobre la juventud y su papel en la continuidad, aseveró que «los jóvenes son personas muy importantes en nuestra sociedad y el Partido tiene que saber conversar y relacionarse con ellos, que los escuchemos, que los dejemos hacer, como ha ocurrido con la covid-19».

Significó que se trata de una juventud muy capaz, formada por la Revolución, que recibió como derechos los logros de la obra revolucionaria, y ahora le corresponde un rol histórico en ese concepto de continuidad.

En la reunión, la quinta que, con el mismo objetivo, se realiza en el país, Liván Izquierdo Alonso, primer secretario del Partido en Matanzas, y Mario Sabines Lorenzo, gobernador, reconocieron las reservas que existen para multiplicar la producción de alimentos y fortalecer la empresa estatal socialista, con un aprovechamiento mucho mayor de la ciencia y la innovación, la informatización y la comunicación social.

Imagen
Foto: Estudios Revolución

 

Imagen
Foto: Estudios Revolución
Imagen
Foto: Estudios Revolución

 

Los miembros del Secretariado presentaron el trabajo de cada uno de sus frentes con la insistencia en la transformación de la empresa estatal socialista, el perfeccionamiento de actores económicos, la formación de técnicos superiores que darán respuestas a sectores como la industria y el turismo, y las profundas transformaciones en el trabajo político e ideológico para lograr efectividad, por medio de la creatividad.

Aunque valoró que aún existen reservas, Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros, reconoció que la provincia no perdió tiempo tras el Congreso para dar seguimiento a sus principales acuerdos, y aseguró que, en la batalla económica, la militancia debe estar en el centro de las preocupaciones y generar soluciones, pues el trabajo del Partido debe atender las urgencias sin descuidar las estrategias.