Se suspende temporalmente en Cuba la aceptación de depósitos en efectivo de dólares estadounidenses

Granma
Granma
El 11 de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó a Cuba en la lista que emite sobre Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, acción calumniosa que tiene como efecto práctico, entre otros, la reticencia de diversas instituciones financieras y comerciales a sostener vínculos con entidades cubanas

Al iniciar la Mesa Redonda se informó que el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) aprobó el primer ensayo clínico a ejecutarse en el país en población pediátrica con el candidato vacunal contra la COVID-19, desarrollado por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV).

El estudio aprobado es un ensayo fase I/II, secuencial, abierto, adaptativo y multicéntrico, que tiene como objetivos evaluar la seguridad, la reactogenicidad y la inmunogenicidad de los candidatos vacunales profilácticos FINLAY-FR- 2 (Soberana 02), aplicado en dos dosis y una dosis de FINLAY-FR-1A (Soberana Plus), separadas por intervalos de 28 días.

Este esquema de tres dosis es el mismo que se aplicó a la población adulta. Se realizará en las edades comprendidas entre 3 y 18 años, divididos en dos grupos, comenzando por los adolescentes de 12 a 18 años, seguido del grupo de niños de 3 a 11 años.

La aprobación emitida por el CECMED está sustentada sobre la base del contexto epidemiológico actual, con el incremento considerable de casos positivos en la población pediátrica y basado en los resultados de seguridad e  inmunogenicidad que mostraron los candidatos vacunales, como parte de los ensayos clínicos fase I y fase II.

Ambos candidatos, aplicados ya a miles de personas, han demostrado ser seguros y bien tolerados en adultos, tanto en los ensayos clínicos realizados como en el estudio de intervención, y los resultados de inmunogenicidad obtenidos en las Fases I y II son consistentes y permitieron el  avance a la Fase III, que se encuentra  en ejecución actualmente.

Hasta el 27 de mayo de 2021 se acumulan unos 18 249 casos confirmados con el virus en este grupo poblacional, de los cuales 983 son menores de un año. Aunque la mayoría de los niños padecen la enfermedad de forma leve, resulta peligroso por las complicaciones que pueden padecer en el periodo de la infección y las posteriores secuelas que deja el padecimiento.

En este contexto, la vacunación jugaría un papel fundamental ya que podría tener un efecto muy positivo en la contención de la progresión de esta enfermedad.

La directora del CECMED, MSc. Olga Lidia Jacobo Casanueva explicó que el proceso de evaluación y aprobación de este ensayo clínico ha sido muy riguroso, cumpliendo los requisitos exigidos en poblaciones pediátricas.

Manifestó que se hace necesario ante la compleja situación epidemiológica, proteger a nuestros niños y que puedan en breve tiempo volver a la normalidad, asistir a las escuelas, jugar, pasear y hacer las actividades cotidianas, así como asegurar tranquilidad en la familia.

Se suspende temporalmente la aceptación de depósitos bancarios en efectivo de dólares de los Estados Unidos

Imagen
El Banco ahora tiene dólares estadounidenses que no puede depositar en el exterior y no se pueden utilizar para la adquisión de bienes y servicios que necesita el país, expresa Marta Sabina Wilson González, Ministra Presidente del Banco Central de Cuba Foto: Tomada de Twitter

Ante los obstáculos del bloqueo económico de los Estados Unidos para que el sistema bancario nacional pueda depositar en el exterior el efectivo en dólares estadounidenses que se recauda en el país, se ha optado la decisión de detener temporalmente la aceptación de los billetes de esa moneda en el sistema bancario y financiero cubano.

Por consiguiente, a partir del 21 de junio de 2021, las instituciones bancarias y financieras cubanas detendrán la aceptación de depósitos en la moneda estadounidense en efectivo.

La medida implica que desde esa fecha, las personas nacionales y jurídicas, tanto cubanas como extranjeras, no podrán realizar en esas instituciones depósitos o cualquier otra transacción en dólares estadounidenses en efectivo. La medida no atañe a operaciones realizadas por transferencias, ni los depósitos en efectivo de otras divisas libremente convertibles aceptadas en Cuba, las que podrán continuar realizándose.

Es una medida de protección del sistema financiero cubano, que se aplica solo a la moneda de los Estados Unidos EN EFECTIVO. No a las cuentas existentes en esa moneda.

Los depósitos existentes en esa moneda, de personas nacionales y jurídicas no se afectan en lo absoluto por esta medida.

Se trata de una medida indispensable, pues el sistema bancario cubano debido al impacto del bloqueo ha visto restringido hasta niveles inusitados las posibilidades de depositar en bancos internacionales billetes de dólares estadounidenses recaudados en el territorio nacional.

En ese periodo el gobierno de ese país, ha reforzado las medidas coercitivas especialmente en el ámbito financiero. Se ha llegado a una situación en que para Cuba resulta cada vez más difícil encontrar instituciones financieras y bancarias internacionales dispuestas a recibir, convertir, tramitar o procesar el efectivo en moneda estadounidense como consecuencia de los efectos extraterritoriales del bloqueo y  las medidas adoptadas por los Estados Unidos en los últimos cuatro años y que hasta el día de hoy mantienen plena vigencia.

La decisión del Gobierno cubano del 16 de junio de 2020 de suprimir el gravamen del 10% del efectivo en dólares estadounidenses como parte de las medidas para enfrentar la pandemia, conllevó al incremento de los depósitos de esta moneda en los bancos cubanos.

El escenario se agrava, además, por el aumento de los montos en moneda estadounidense en efectivo, que llegan al país como resultado de la prohibición establecida por el Gobierno de los Estados Unidos al flujo regular e institucional de las remesas.

Esta prohibición, que forma parte de los intentos de asfixiar a la economía cubana y deprimir el nivel de vida de la población, se fue estableciendo por pasos. Comenzó con la imposición, el 6 de septiembre de 2019, de un límite permitido de 1 000 dólares trimestrales a las remesas familiares desde EE.UU. hacia Cuba y la prohibición de las remesas no familiares.

Con el propósito de restringir aún más el flujo de remesas, el 3 de junio de 2020 el Departamento de Estado de los Estados Unidos incluyó a la empresa Fincimex en la lista de entidades cubanas restringidas creada en 2017 por ese propio departamento, que señala a entidades de nuestro país con las cuales tiene prohibida tener relación toda persona natural o jurídica sujeta sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos.

Posteriormente, el 28 de septiembre de 2020 se anunció una actualización de dicha lista de entidades cubanas restringidas con la adición de la compañía American International Services, conocida también como AIS.

El 23 de octubre de 2020, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos enmendó las contribuciones para el control de los activos cubanos, con el fin de impedir a personas sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos procesar remesas desde y hacia Cuba que involucren a empresas incluidas en la lista de entidades cubanas restringidas del Departamento de Estado.

En virtud de esas medidas, el 27 de noviembre de 2020 quedaron cortados los envíos de remesas a Cuba desde los Estados Unidos a través de las instituciones financieras designadas soberanamente por el Gobierno cubano con ese mandato.

El 21 de diciembre de 2020, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a la empresa Fincimex en la lista de nacionales especialmente designados que publica ese departamento, medida adicional que prohíbe a personas naturales y jurídicas sujetas a jurisdicción estadounidense a realizar transacciones con dicha empresa.

El 1ro de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó al Banco Financiero Internacional (BFI) en su lista de entidades cubanas restringidas, momento a partir del cual este banco resultó sujeto a restricciones adicionales y a la negativa de algunos bancos de varias partes del mundo a relacionarse con él, con motivo del efecto extraterritorial y la capacidad coercitiva del Gobierno de los EE.UU.

El 11 de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó a Cuba en la lista que emite sobre Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, acción calumniosa que tiene como efecto práctico, entre otros, la reticencia de diversas instituciones financieras y comerciales a sostener vínculos con entidades cubanas, lo que incluye a las organizaciones que se dedican a recibir, tramitar u operar divisas en efectivo.

En esas circunstancias, y ante la necesidad de mantener la vitalidad de la economía nacional, al sistema bancario no le queda más opción que suspender temporalmente la aceptación de depósitos en efectivo de dólares de los Estados Unidos, moneda cuyo valor de uso se ha visto limitado en extremo.

La duración de esta medida dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense.

Carlos Fernández de Cossío, Director General para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores

En conversación con Carlos Fernández de Cossío, Director General para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, fue explicada la urgencia de la aplicación de esta medida. 

Imagen
En conversación con Carlos Fernández de Cossío, Director General para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, fue explicada la urgencia de la aplicación de esta medida.

Recordó la filosofía de Lester D. Mallory, quien fuera Vice Secretario de Estado Asistente para los Asuntos Interamericanos, y que en un un memorándum secreto del Departamento de Estado, fechado 6 de abril de 1960, expresaba como parte de lo que busca la política de bloqueo:

«hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba… una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno».

Abordó, además, los efectos extraterritoriales del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba; y el efecto que ha tenido incluir a Cuba en listas espurias, como la que acusa a Cuba de ser un estado patrocinador del terrorismo.

Pero todo esto tiene un impacto en el desarrollo de nuestro comercio exterior, pues se une el manejo de una cantidad desproporcionada de efectivo con la imposibilidad de darle curso en el exterior porque no hay instituciones que procesen ese efectivo, provoca que quede el país con una cantidad que pierde su valor de uso.

Lo que está haciendo Cuba es protegerse y proteger su economía, dijo el diplomático.

Banco Central de Cuba explica la expresión práctica de esta medida

La Ministra Presidente del Banco Central de Cuba, Marta Sabina Wilson González, comenta que la nota es bien explícita, y aclara el mecanismo por el cual el Banco toma esta decisión.

Sabina Wilson precisa las razones que más han incidido en esta decisión. La mayor razón, precisa, es el bloqueo que aunque en los últimos años de Trump ha sido más incisivo, también ha provocado un efecto acumulativo que ha impactado en nuestros bancos a lo largo de los años.

Comenta que en estos años los bancos cubanos han perdido la contraparte de bancos extranjeros para poder realizar un grupo de operaciones que es como normalmente funcionan las relaciones entre los países.

Una de las medidas que consideró también como más importante fue la inclusión en listas restringidas de entidades como Fincimex y Ais, designadas por el país para tramitar las remesas desde el resto del mundo y Estados Unidos; y al Banco Financiero Internacional.

Otra medida adicional fue cuando Estados Unidos prohíbe a personas naturales y jurídicas que puedan hacer desde y hacia Estados Unidos de remesas. Las personas han tenido que buscar alternativas adicionales para hacer llegar los recursos y poder depositar en las instituciones financieras.

Otra medida es la inclusión de Cuba en una lista de países que supuestamente patrocinan el terrorismo. Eso provoca que instituciones financieras se nieguen a hacer trasacciones con Cuba pues pueden ser sancionadas con montos altísimos.

¿Por qué si el dinero está en efectivo en Cuba no se puede operar con él?

No se puede operar con él. Ha perdido su valor de uso, porque no se puede colocar en los bancos en el exterior.

En la actualidad, las entidades que comercializan internacionalmente no lo hacen en efectivo pues se trata de millones de pesos y porque todas las instituciones financieras globales deben cumplir requisitos que no les permiten con facilidad aceptar ese tipo de operaciones.

Lo que funciona en el mundo es que los países que poseen MLC lo depositen en bancos en el exterior para hacer las operaciones. En el caso de Cuba, los bancos se niegan a hacer las operaciones por los efectos extraterritoriales del bloqueo y las listas restrictivas en las que nos han incluido, explica la funcionaria.

La Resolucion 176, que entra en vigor el 21 de junio, establece que las instituciones financieras bancaria cubanas y no bancarias, como es el caso de Cadeca, no pueden recibir depósitos en efectivo de las personas naturales y jurídicas de la moneda estadounidense exclusivamente.

También hace énfasis en que las personas naturales pueden mantener la tenencia, sin ningún tipo de restricción, de dólares estadounidense y de cualquier otra moneda libremente convertible que esté aceptada por el Banco Central de Cuba, como por ejemplo, las libras esterlinas, euros, dólares canadienses… monedas aceptadas internacionalmente y que por tanto las personas pueden tener en su poder.

A partir de este 11 de junio, las personas pueden ir a los bancos y depositar la moneda estadounidense, pero hasta el día 20.

Vicepresidenta del Banco Central: Desde 2017, 106 bancos cerraron la clave de mensajería swift con los bancos cubanos

Yamile Berra Cires, Vicepresidenta del Banco Central de Cuba, comenta que desde 2005 al menos 35 bancos extranjeros han cerrado sus operaciones con Cuba; y 24 lo hicieron a partir de la administración de Donald Trump.

Imagen

De ese total, 12 bancos fueron penalizados con multas multimillonarias por violar las regulaciones de la OFAC.

A partir del 2017, 106 bancos cerraron la clave de mensajería swift con los bancos cubanos.

SWIFT es el acrónimo en inglés de la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Internacionales, y es un sistema de mensajes entre entidades financieras a través del cual se intercambian transacciones interbancarias como órdenes de pago, remesas o créditos, entre otras.

Solo en 2020, se cuenta mas de 190 acciones de más de 95 bancos extranjeros contra la banca cubana, sobre todo en cuanto a limitaciones de las operaciones, indica la vicepresidenta.

En los últimos tiempos los bancos extranjeros se han negado a emitirnos cartas de crédito, y de la misma manera nos devuelven operaciones, porque un banco determinado se negó a hacer la operación, y por tanto el receptor no recibe la moneda.

La solicitud de documentos adicionales para realizar cualquier tipo de operaciones es un procedimiento establecido internacionalmente. En el caso de las operaciones que están asociadas a los bancos cubanos se solicitan muchas más informaciones y documentos, una manera de dificultar las operaciones que se realizan con Cuba.

En cuanto al uso del dólar en sí, Cuba no puede realizar operaciones en dólares, por lo que los costos de las operaciones del país se incrementan porque hay que realizarlas a través de otra moneda, lo que implica una compraventa de monedas que hace más costosa la operación.

Como efecto de la extraterritorialidad, se prohíbe a terceros países que tengan cuentas en dólares a nombre de bancos cubanos o de nacionales cubanos; ni que hagan transacciones a bancos cubanos o a nacionales cubanos.

Es necesario que la población conozca lo que representa para la banca cubana el bloqueo, y sobre todo el recrudecimiento de las medidas en los últimos tiempos, comentó la viceministra.