Roberto Montesinos Pérez visita comunidad Nueva Altagracia en Camaguey

Rolando Sarmiento Ricart
Adelante
El dirigente político en conversación con vecinos, integrantes del Grupo de Trabajo Comunitario de la Circunscripción 140 y dirigentes municipales, recorrió el citado asentamiento rural de 58 viviendas donde residen unas 396 habitantes con los servicios sociales imprescindibles garantizados: agua potable, luz eléctrica, escuela, bodega, consultorio médico, áreas deportivas y se proyectan nuevas capacidades habitables.

Roberto Montesinos Pérez, vice jefe del Departamento Ideológico del Comité Central inició -este lunes- por la Nueva Altagracia, la visita integral del Secretariado del Partido Comunista de Cuba y su estructura auxiliar al municipio de Camagüey.

El dirigente político en conversación con vecinos, integrantes del Grupo de Trabajo Comunitario de la Circunscripción 140 y dirigentes municipales, recorrió el citado asentamiento rural de 58 viviendas donde residen unas 396 habitantes con los servicios sociales imprescindibles garantizados: agua potable, luz eléctrica, escuela, bodega, consultorio médico, áreas deportivas y se proyectan nuevas capacidades habitables.

Montesinos Pérez, dialogó con residentes del lugar para conocer las necesidades inmediatas de las familias, en su mayoría, damnificados de eventos climáticos y casos sociales vulnerables de la zona y de la ciudad capital provincial, cuyo agradecimiento a la Revolución no se hacía esperar en cada intercambio, independientemente de planteamientos por resolver como el abasto de agua corriente a algunas casas que lo reciben en pipa, la reparación o terminación de viviendas, la iluminación pública y los viales de esa comunidad rural, otrora concentrado escolar de multigrados.

Durante su estancia vespertina en la Nueva Altagracia, el vicejefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CCPCC), supo por la presidenta del Consejo Popular Altagracia, Elba Nápoles de la Torre, y lo comprobó en intercambio directo con la gente, de la entrega de recursos domésticos y avituallamiento a unas 20 personas vulnerables de la comunidad por más de dos millones de pesos a través del presupuesto estatal destinado a la seguridad social; la búsqueda de nuevos empleos y legalización de actividades sociales como la concertación con el Ministerio de la Agricultura para, inicialmente, preparar y sembrar de cultivos varios más de cuatro hectáreas que dará trabajo a jóvenes y mujeres, así como la legalización de actividades de manicure y cochero que hoy prestan servicios a los vecinos de manera organizada.

También conoció que se trabaja en la rehabilitación de 42 viviendas y, por esfuerzo propio, se levantan otros seis inmuebles. Montesinos Pérez se interesó por la disciplina social y llamó a los miembros del Grupo de Trabajo Integrado y demás dirigentes vinculados a la atención sistemática del barrio rural como es el caso de Armando López Montero, Intendente municipal a la vinculación sistemática con la población y sus inquietudes. Demandó a todos a escuchar, dialogar, y resolver los problemas posibles con el concurso de los propios vecinos, teniendo en cuenta los difíciles inconvenientes económicos que atraviesa el país; a enseñarlos a mejorar la convivencia social con el apoyo solidario de las propias familias de allí y, pese al déficit de recursos impuesto por las trabas del bloqueo USA, a trabajar y avanzar en línea con el proyecto integral de este importante municipio.

Y antes de concluir la visita a la Nueva Altagracia el dirigente del Partido Comunista de Cuba, compartió con una parte de los 135 niños y adolescentes del lugar que a esa hora del atardecer disfrutaban en los columpios del parque de diversiones, muy cerca del consultorio médico, donde la enfermera Yelanis Fernández Gaínza y Maurín Sánchez Sarmiento, velan día y noche por la atención médica de esa Comunidad en desarrollo.