Reunión de Putin y Díaz -Canel: voluntad común de fortalecer las relaciones entre Cuba y Rusia

Yaima Puig / Alina Perera
Presidencia
La visita oficial que desde el pasado 19 de noviembre realizó la delegación cubana a Rusia tuvo como punto final de la agenda las conversaciones oficiales entre los Presidentes Miguel Díaz-Canel y Vladimir Putin.

MOSCÚ, Federación de Rusia.- Marcadas por la camaradería y la voluntad común de fortalecer en todos los ámbitos las relaciones que distinguen a las naciones de Cuba y Rusia, estuvieron las conversaciones oficiales del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Presidente ruso, Vladimir Putin.

A la prensa trascendieron los minutos iniciales de un diálogo que se extendió por espacio de dos horas y en el cual fueron múltiples los espacios comunes destacados por ambos mandatarios.

Previo al almuerzo de cortesía ofrecido al Jefe de Estado cubano por el Presidente Putin, se apreció un ambiente de franca cordialidad en el cual los dos mandatarios manifestaron la satisfacción de poder verse nuevamente frente a frente.

De manera especial, el dignatario ruso destacó la reciente realización de la XIX sesión de la Comisión Intergubernamental y el Plan de cooperación que existen entre los dos gobiernos, que hasta el año 2030 tiene previsto el desarrollo de muchos proyectos comunes.

«Usted sabe que Rusia y la Unión Soviética han apoyado al pueblo cubano en su lucha por la soberanía, por la independencia; siempre hemos estado en contra del bloqueo y hemos apoyado a Cuba en las plataformas internacionales, y vemos que Cuba también mantiene actitud similar hacia nuestro país», valoró Putin.

Eso, dijo, es resultado de la amistad tradicional fundada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, en cuyo honor «dedicamos un Monumento» que es una pieza de arte, «la imagen de un luchador». Con emoción, admiración y respeto se escuchó hablar al Presidente Putin sobre el Líder histórico de la Revolución cubana, un hombre que inspira, dijo, y guía también de este otro lado del mundo.

«Basándose en el fundamento de la amistad y en las condiciones contemporáneas debemos fortalecer la cooperación que tenemos», concluyó el dignatario.

De afectos habló también el Presidente de la República de Cuba, quien transmitió a su homólogo ruso un «saludo fraterno del General de Ejército, que me pidió antes de salir de Cuba que lo abrazara como un amigo».

«Para nosotros esta visita tiene una honda significación, la hacemos en un momento en que ambas naciones, tanto Rusia como Cuba, están sometidas a sanciones injustas, arbitrarias, que proceden y tienen su origen en el mismo enemigo, el imperio yanqui», valoró Díaz-Canel.

Al reflexionar sobre la actual situación en que se encuentra el país euroasiático, el Jefe de Estado comentó que «nosotros hemos estado más de sesenta años bloqueados y recibiendo estas sanciones, por eso nuestro primer compromiso ha sido seguir defendiendo la posición de la Federación de Rusia en este conflicto, que entendemos ha sido creado y tiene su origen, lamentablemente, manipulado por el Gobierno de los Estados Unidos ante la opinión pública internacional».

Comentó Díaz-Canel acerca de las sesiones de trabajo de la Comisión Intergubernamental previo a la visita. «Creo que se van ajustando un grupo de soluciones a los temas fundamentales en los cuales vamos a poder avanzar en la cooperación», aseguró.

El Presidente de la República de Cuba destacó el papel que está desempeñando la Federación de Rusia,y que «nosotros apoyamos, por buscar que el mundo cambie, que el mundo vaya a la multipolaridad».

Con satisfacción recordó cómo, en «medio de una situación tan compleja como los tiempos que vivimos, con la COVID-19 presente, pudimos mantener, aunque no fuera de manera presencial, el diálogo político al más alto nivel, lo que refleja el buen estado, las excelentes relaciones políticas que nosotros tenemos».

«Creo que podemos intensificar nuestras conversaciones, nuestros intercambios sobre temas globales, sobre los temas bilaterales», enfatizó.

De ideas comunes sobre las ambiciones imperialistas, la necesidad de defender la multipolaridad y otras habló el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; y también de la admiración que siente por los profundos análisis de la historia que realiza el Presidente Vladimir Putin.

Una vez más, reiteró que Rusia siempre puede contar con Cuba y «toda nuestra voluntad, nuestro empeño, como admiradores que somos de la historia rusa, de la cultura rusa; como admiradores que somos de su liderazgo».

«Vamos a hacer todo para que se continúen fortaleciendo, estrechando y ampliando nuestros vínculos y nuestras relaciones bilaterales, y en eso el concepto de continuidad que nosotros hemos asumido como generación, es un concepto válido; no es una simple consigna, y eso pasa también por la voluntad del fortalecimiento de las relaciones con la Federación de Rusia», concluyó.