Reconocen historiadores cubanos a Raúl Castro y Díaz-Canel

ACN
ACN
Como parte de la actividad se homenajeó a fundadores de la institución, quienes contribuyeron al desarrollo de profesionales en las diversas ramas asociadas al trabajo de la prestigiosa entidad científica y académica, y se agradeció la colaboración de una decena de organismos.

El Instituto de Historia de Cuba (IHC) reconoció hoy al General de Ejército Raúl Castro Ruz y a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y presidente de la República, por incentivar el estudio y análisis de la disciplina en el país.

En el marco de las celebraciones por el aniversario 35 del IHC, en esta capital, Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del PCC y jefe del Departamento Ideológico, señaló que la Historia es parte del escenario de disputa que nos impone el imperialismo.

Manifestó que nuestros enemigos históricos tratan de socavar las esencias y valores de la Revolución y la nación cubana tratando de tergiversar la historia, por tanto, resulta necesario llegar a todos los ámbitos para desentrañarla, fundamentarla de manera objetiva y promoverla creativamente en las nuevas generaciones.

Yoel Cordoví Núñez, presidente del IHC, expresó que continúan fieles a sus tradiciones históricas y del saber en función de la divulgación y conservación del patrimonio documental.

Como parte de la actividad se homenajeó a fundadores de la institución, quienes contribuyeron al desarrollo de profesionales en las diversas ramas asociadas al trabajo de la prestigiosa entidad científica y académica, y se agradeció la colaboración de una decena de organismos.

Dolores Guerra López, investigadora y fundadora del Instituto, declaró que entre los retos de los estudiosos de la Historia en la actualidad destaca brindar un conocimiento certero que demuestre los valores patrios y fomente el sentimiento independentista de la nación.

El 28 de mayo de 1987 se fundó el IHC, como parte del desarrollo científico desplegado por el proceso revolucionario en Cuba después de 1959; fue el resultado de la fusión del Instituto de Historia del Movimiento Comunista y la Revolución Socialista de Cuba, el Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Cuba y el Centro de Estudios de Historia Militar.