Reafirma militancia de La Habana Vieja su compromiso con la Revolución

RAQUEL SIERRA LIRIANO
Tribuna
Así quedó patentizado en la Asamblea de Balance Municipal del Partido, realizada este viernes

Los desafíos para inyectar un mayor número de jóvenes a las filas del Partido Comunistas de Cuba (PCC), a partir de acciones sistemáticas, inteligentes y objetivas, seguir guiando los destinos del territorio en lo económico, político y lo social, con la participación de las personas y las organizaciones, fueron analizados en la Asamblea Municipal del Partido en La Habana Vieja.

Con la presencia de Humberto Camilo Hernández, jefe del Departamento de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista; el primer secretario de la organización partidista en la capital, Luis Antonio Torres Iríbar; el Gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, entre otros dirigentes de la provincia, se analizaron aspectos fundamentales del funcionamiento, la vida interna, el enfrentamiento a la subversión política y la rehabilitación de los barrios de San Isidro y Los Sitios.

"El 8vo Congreso del Partido Comunista propició se desarrollaran acciones encaminadas a las transformaciones de nuestra sociedad. El movimiento político Desde sus raíces La Habana Vieja vence, sirvió como antesala para el diseño de la implementación de las ideas, conceptos y directrices del magno evento partidista", indica el informe, dado a conocer por la primera secretaria del Comité Municipal del Partido, Tamara Placeres Pérez.

Los análisis derivados del proceso de balance a nivel de núcleos y comités del Partido, los intercambios con secretarios generales y militantes, la atención a la UJC y las organizaciones de masas y la participación y vinculación con la base, se valoró, han permitido realizar acciones dirigidas a transformar las problemáticas existentes, aunque quedan insatisfacciones por los resultados alcanzados.

El informe abordó aspectos como el estado de la militancia, las acciones para revertir su decrecimiento, la intencionalidad en el proceso de crecimiento, la insuficiente labor del buró ejecutivo, pues existen potencialidades por explotar, aunque en los últimos cinco años se han incorporado por este conceptos como promedio unos 183 nuevos militantes, a su vez se recalcó en las potencialidades para incrementar el crecimiento desde las filas de la UJC.

La primera secretaria, se refirió igualmente al sistema de atención a las organizaciones de base, la identificación de las prioridades de trabajo, las visitas integrales a centros y los intercambios con los trabajadores, así como todas las acciones dirigidas al fortalecimiento de la vida interna de la organización partidista.

A la par de los resultados logrados en el fortalecimiento de 45 direcciones de núcleos, el informe de balance señaló, entre otras deficiencias, el no completamiento de la plantilla, las sanciones aplicadas que no han contribuido en la medida necesaria con la función educativa hacia la militancia, la calidad de las actas de las reuniones de los núcleos, la reserva de cuadros en las direcciones administrativas, la falta de conocimientos sobre dirección, y la necesidad de promover a jóvenes a cargos decisorios.

Al respecto, se reconoció que al Partido en el territorio le ha faltado participación en las comisiones de cuadros, falta de exigencia a las administraciones, ante la no correspondencia entre las medidas administrativas aplicadas con las sanciones correspondientes a las impuestas por los núcleos del Partido.

Las voces de la militancia

En representación de los diferentes comités, núcleos y organizaciones, delegadas y delegados a la Asamblea Municipal expusieron las debilidades y retos en el funcionamiento interno en el momento actual y las acciones específicas que se realizan con los jóvenes.

Sobre la vinculación con la juventud y la Unión de Jóvenes Comunistas, Yuniesky Arévalo, secretario del comité del Partido en el Comité Nacional de la Juventud, consideró que la incorporación al PCC de los jóvenes es resultado directo de la atención sistemática, inteligente y objetividad a la masa juvenil. Según dijo, se debe trabajar por lograr la unidad en torno al Partido, que la juventud sienta la necesidad de participar tanto en el cuidado de los recursos como en la disposición de defender la Revolución, entre otras misiones.

América Rodríguez González, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en el territorio, se refirió a la necesidad de completar las direcciones de las organizaciones de la comunidad, donde viven mujeres militantes de la organización partidista, como vía para lograr el funcionamiento.