Protegernos continúa siendo clave para cortar caminos a la epidemia

Bertha Mojena Milían
PCC
En su perfil oficial en la red social Facebook, Portal Miranda señaló que la variante Omicron ha disparado otra vez las cifras de contagios en el mundo y ha puesto en «jaque» los sistemas sanitarios de muchos países.

El miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, advirtió este lunes que mientras mayor sea el número de contagios con la COVID-19, mayor será también la posibilidad de enfermar y de que mueran los más vulnerables; de ahí que "protegernos continúa siendo clave para cortar caminos a la epidemia".

En su perfil oficial en la red social Facebook, Portal Miranda señaló que la variante Omicron ha disparado otra vez las cifras de contagios en el mundo y ha puesto en «jaque» los sistemas sanitarios de muchos países.

"Lo que meses atrás parecía algo inalcanzable se ha convertido en triste realidad para el planeta: en jornadas recientes, por primera vez se confirmaron con la COVID-19 más de un millón de personas en apenas 24 horas", consideró.

El titular cubano de salud precisó, además, que sólo el pasado jueves 20 de enero - según datos de la Organización Mundial de la Salud - se reportaron casi 3.8 millones de contagios en un día, "números que preocupan y confirman la magnitud real de esta nueva ola del virus en todas las latitudes del planeta, como consecuencia de la elevada transmisibilidad que caracteriza a la variante Omicron".

Detalló que Estados Unidos, la India, Brasil, Reino Unido y Francia, son las naciones que hasta el momento acumulan los mayores números de infectados desde que inició la circulación del virus en diciembre de 2019 y que con más 125 millones de contagios en poco más de dos años, es Europa la región de mayores cifras, seguida por Las Américas, donde se acumula una cifra superior a los 123 millones de casos.

2021/2022

Aseguró que nuestro país tampoco ha escapado a ese nuevo incremento de enfermos, pues solo el pasado 15 de enero se contabilizaron 3 mil 562, cifra muy cercana a los 3 mil 845 diagnósticos de todo el mes de diciembre.

Asimismo, compartió otras estadísticas:

- Desde el inicio de la epidemia en Cuba, en marzo de 2020, este domingo se acumulaban 1 millón 025 mil 419 casos positivos, 55 mil 639 de los cuales sucedieron en los 23 días transcurridos del presente año, período donde ha comenzado a predominar en el territorio nacional la circulación de la variante Omicron.

- Camagüey, Holguín, Las Tunas, Pinar del Río, Matanzas, Artemisa, Mayabeque y Cienfuegos, son las provincias que muestran los mayores niveles de transmisión de la enfermedad en enero. En esos ocho territorios se concentra el 64,7% de los casos diagnosticados en el 2022.

- Con el reporte de 22 mil 919 nuevos pacientes, la semana que recién concluye es la quinta en que de manera consecutiva ha continuado el ascenso en el diagnóstico de enfermos, y la sexta en que se mantiene también el alza de personas ingresadas por estar contagiados con el SARS-CoV-2.

- Hasta este 22 de enero, 9 millones 801 mil 110 cubanos tuvieran completo su esquema de vacunación —el 92,8% de la población vacunable—, de los cuales 4 millones 770 mil 523  habían recibido, además, la dosis de refuerzo,

José Ángel Portal Miranda alertó que la amenaza del virus sigue siendo constante en el país y no nos está permitido bajar la guardia en ningún momento.

"Se equivocan quienes piensan que el nivel de inmunidad que hemos logrado con la campaña de vacunación es suficiente para hacer desparecer la epidemia", reflexionó.

Aseveró que los avances en el proceso de inmunización con las dosis de refuerzo de nuestras vacunas es una gran fortaleza que nos distingue del resto del mundo, pero estas por sí solas no pueden «hacer todo el trabajo y aunque en este nuevo momento de la epidemia no se observa un incremento en el número de casos graves, críticos y fallecidos —respecto a brotes anteriores—, cada muerte sigue siendo lamentable.

FALLECIDOS

El ministro cubano llamó a no  olvidar que existen muchas personas vulnerables, que de infectarse con la COVID-19 pueden padecer formas graves de la enfermedad.

"Los estudios que se han llevado a cabo hasta el momento en el mundo acerca de la variante Omicron advierten que es demasiado pronto para determinar la relación que pudiera existir entre ella y el tiempo que persisten los síntomas o qué nuevas secuelas pueda dejar. No obstante, la experiencia adquirida de variantes anteriores ha demostrado que el virus representa un verdadero problema de salud para millones de personas", afirmó.

MESES