Para crecer como país el municipio tiene que avanzar (+Video)

Mailenys Oliva Ferrales
Granma
Como parte de una dinámica de trabajo del Gobierno cubano que permite palpar de cerca el sentir del pueblo, contribuir a destrabar problemáticas y constatar en el terreno las perspectivas de desarrollo económico y social de los territorios, inició este jueves en Granma la primera visita gubernamental del presente año 2022, encabezada por el primer ministro Manuel Marrero Cruz
En la ciudad de Manzanillo el Primer Ministro recorrió, además, varias instalaciones del Comercio y la Gastronomía, entre ellas panaderías y restaurantes. Foto: Estudios Revolución

GRANMA.-Como parte de una dinámica de trabajo del Gobierno cubano que permite palpar de cerca el sentir del pueblo, contribuir a destrabar problemáticas y constatar en el terreno las perspectivas de desarrollo económico y social de los territorios, inició este jueves en Granma la primera visita gubernamental del presente año 2022, encabezada por el primer ministro Manuel Marrero Cruz.

«Se retoma así, luego de complejos tiempos de pandemia y aislamiento social, un enriquecedor mecanismo de diálogo con el pueblo», expresó, al respecto, en Twitter, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Bajo esa premisa arrancó la primera de dos jornadas de trabajo en el territorio granmense, hasta donde llegaron también, como integrantes del equipo de Gobierno que acompaña a Marrero Cruz, el vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa, y el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, entre otros vice primeros ministros y titulares de las diferentes esferas sociales y económicas del país, quienes se dividieron en varios frentes para abarcar la mayor cantidad posible de municipios y entidades de interés.

 EL MUNICIPIO EN EL CENTRO DEL DESARROLLO

La agenda de trabajo del Primer Ministro comenzó temprano en la mañana en áreas del bloque productivo Granma 2, enclavado a unos nueve kilómetros de la costera ciudad de Manzanillo.

En esas tierras que nunca habían sido explotadas para la producción de alimentos, se prevén sembrar este año unas 500 hectáreas de cultivos de ciclo corto como la yuca y el plátano, con el objetivo de respaldar el autoabastecimiento local de ese municipio, que cuenta con unos 128 000 habitantes.

Tras conocer los detalles del proyecto, que en esta primera etapa incluye el desbroce de marabú y la obtención de carbón, el Jefe de Gobierno se interesó, además, por la fuerza de trabajo que asumirá la tarea, por la disponibilidad de agua para la siembra y por la estrategia de desarrollo para hacer sostenible el programa.

«Esto tiene que nacer bien», exhortó Marrero Cruz a los presentes, al tiempo que reflexionó sobre lo impostergable de impulsar la construcción de viviendas para los trabajadores en zonas cercanas al bloque productivo.

Foto: Estudios Revolución.

Asimismo, el miembro del Buró Político insistió en la necesidad de diseñar un modelo exitoso de producción agrícola en el que el ser humano sea el centro de cada actividad. «La gente tiene que sentirse estimulada, y que el esfuerzo se convierta en resultados y en mejores condiciones de vida», acotó.

Como parte de su recorrido, el Primer Ministro llegó también, acompañado por el vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, hasta el hospital provincial clínico quirúrgico docente Celia Sánchez Manduley, enclavado en la propia Ciudad del Golfo, donde intercambió con directivos y galenos de la entidad sobre la labor asistencial frente a la pandemia y las complejas condiciones de infraestructura existentes en varios de sus servicios.

Sobre este último tema, Marrero Cruz sostuvo un profundo debate en el que abogó por el papel más protagónico del Gobierno local y por la ejecución de mantenimientos constructivos para evitar que la instalación se siga deteriorando.

En medio de todas las dificultades que tenemos hay que seguir buscando alternativas y defender el concepto de mantenimiento para garantizar la estabilidad del centro, pues lo contrario conlleva una reparación capital que es más costosa, alertó.

De igual modo, el Jefe de Gobierno dedicó un momento especial para reconocer, en nombre de la dirección del país, la labor de todos los trabajadores del hospital en la batalla contra la COVID-19.

«Ustedes han desarrollado un trabajo lleno de sacrificios, con riesgo para la vida, alejados de la familia, y siempre se habla de los que estuvieron en zona roja, pero detrás de esos valiosos compañeros han estado miles de ustedes», resaltó.

Avanzada la mañana, el Primer Ministro visitó el barrio manzanillero El Taíno, donde fue puesto al tanto por el joven delegado de la circunscripción 16, Junior Heredia Tamayo, de los trabajos de transformación que se realizan en esa comunidad aquejada por varias problemáticas sociales como el deterioro del fondo habitacional, la insuficiente atención a personas vulnerables, el mal estado de los viales y el alumbrado público, entre otras.

Allí, tras recorrer los salones del círculo infantil Amiguitos de Camilo y la obra en ejecución de un consultorio médico, Marrero Cruz escuchó varias inquietudes de los vecinos que desbordaron una de las arterias del barrio para ser partícipes de un diálogo franco y comprometido. «Conocemos los problemas de este barrio. Nadie quedará desamparado», afirmó.

EL DESPEGUE PRODUCTIVO DECIDE

Hasta la Empresa Pesquera Industrial de Granma (Epigran) también llegó el Jefe de Gobierno para conocer no solo cómo se desarrolla la amplia variedad de surtidos de esta entidad encargada de la captura, industrialización y comercialización de mariscos y pescados, sino además, para constatar la terminación de una planta de harina, con una capacidad instalada de dos toneladas diarias, dirigida a fortalecer el pienso animal.

Entre sus trabajadores, Marrero Cruz conoció a las tres destacadas Heroínas del Trabajo de la República de Cuba: María Ortega García, Salvadora López Rivero y Sara Rosales Alarcón, con quienes se hizo una foto luego de calificar como un honor el hecho de haberles estrechado las manos a esas valiosas mujeres.

En la ciudad de Manzanillo el Primer Ministro recorrió, además, varias instalaciones del Comercio y la Gastronomía, entre ellas panaderías, restaurantes y la unidad perfeccionada La Licetera, donde ya se alcanzó la cifra de más de un millón de pesos por concepto de ventas en sus primeros 20 días de funcionamiento.

Al cierre de la jornada de trabajo en la ciudad del Golfo, Marrero Cruz participó en el Consejo de la Administración del municipio, encuentro en el que abordó varios temas que definen la economía y el desarrollo de ese territorio.

A sus cuadros los convocó a fomentar estrategias de emprendimiento local, así como a pegar más el oído a la tierra e intercambiar con la gente. «Es preciso que los dirigentes a todos los niveles se vayan a la calle. No basta con que el Presidente lo haga. Hay que atender al pueblo desde el municipio», recalcó.

En la tarde el Primer Ministro se trasladó hasta Bayamo, cabecera provincial de Granma, donde visitó obras sociales edificadas en la circunscripción 112 del reparto Latinoamericano. Allí dialogó con sus habitantes, y un poco más tarde, lo hizo con trabajadores representantes de la mipyme Sublimagen. Igualmente, participó en la inauguración de la sede de la Dirección Provincial de Justicia.

Como cierre de la jornada presidió la sesión de la Asamblea Municipal del Poder Popular en la urbe donde, entre otros temas, se analizó la aprobación del plan y el presupuesto para este 2022.