Mujeres cubanas condenan violación de derechos humanos en Colombia

FMC
FMC
La Federación de Mujeres Cubanas se une a la condena y denuncia de diversas organizaciones del mundo, ante la crisis de derechos humanos que vive el pueblo de Colombia

La Federación de Mujeres Cubanas se une a la condena y denuncia de diversas organizaciones del mundo, ante la crisis de derechos humanos que vive el pueblo de Colombia, los abusos y atropellos que están viviendo los colombianos y colombianas que, de forma pacífica, han salido a las calles, a exigir los derechos como ciudadanos y ciudadanas.

Nada justifica la muerte y el desamparo de los pueblos. Las naciones tienen derecho legítimo a vivir en paz, pero las políticas neoliberales de enriquecimiento de unos pocos y la pobreza de la mayoría, es la causa esencial que ha llevado al pueblo de Colombia a unirse, para recibir respuestas a sus demandas. Sin embargo, el gobierno ha utilizado de forma indiscriminada la fuerza para callar a hombres y mujeres humildes, que su mayor aspiración es vivir con dignidad, apegados a las leyes, a la tranquilidad ciudadana y a los principios del Derecho Internacional.

Una vez más, en desacuerdo total con las injusticias que se cometen en cualquier parte del mundo, las cubanas, integrantes de una organización femenina, que agrupa más de 4 millones de mujeres, nos solidarizamos con el hermano pueblo de Colombia, con sus mujeres y las familias.

El malestar por la reforma tributaria fue la gota que rebosó el vaso en Colombiapero, la esencia social es que más de 20 millones de colombianos y colombianas viven en la más terrible pobreza y la situación de desigualdad, de violencia se acrecienta cada día y con mayor fuerza, en tiempos de pandemia.

Las cubanas, nos unimos al reclamo de los que abogan porque no se cometan más asesinatos de líderes sociales, que cese el terror y la injusticia, en cuyo escenario las mujeres son las más perjudicadas.

Llamamos, a la más enérgica e incondicional solidaridad con el pueblo colombiano, que enfrenta la brutal represión del gobierno. Urge, tender nexos de denuncias, para que no sigan ocurriendo muertes de personas inocentes, desapariciones de jóvenes, violaciones de mujeres por hombres armados, detenciones arbitrarias, que se elimine el miedo y la desesperación en la población.

 Reclamamos a los hombres y mujeres dignos del mundo, a unirnos a ese pueblo, que necesita seguir construyendo un país, donde reine la paz y la fraternidad, que el presente que quieren edificar, sea orgullo para las futuras generaciones.

 Desde la patria heroica de José Martí, de Fidel y Vilma, las cubanas seguiremos enarbolando las banderas de la paz y la solidaridad, el apego a las causas justas y continuaremos unidas, construyendo con las nuevas generaciones, puentes de amistad para erigir un mundo mejor, más próspero y equitativo para toda la humanidad.