Miguel Díaz-Canel: Defendemos la paz no la violencia

ACN
ACN
Durante una conferencia de prensa ante medios nacionales, en el Palacio de la Revolución, el mandatario insistió en que una necesidad real de esta nación es que se retiren las 243 medidas adicionales del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos y la derogación definitiva de esa política genocida.

Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, expresó hoy que Cuba no necesita una intervención humanitaria, pues el país defiende la paz y no la violencia.

Durante una conferencia de prensa ante medios nacionales, en el Palacio de la Revolución, el mandatario insistió en que una necesidad real de esta nación es que se retiren las 243 medidas adicionales del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos y la derogación definitiva de esa política genocida.

A su homólogo estadounidense, Joe Biden, le respondió que el gobierno cubano está enfocado en escuchar al pueblo, y le pidió que escuche él la condena al bloqueo de millones de personas, tanto cubanos como norteamericanos.

La ayuda que llega desde países hermanos la vamos a aceptar, es sincera, legítima y emancipa, subrayó Díaz-Canel, pero no admitiremos las intenciones injerencistas.

Agregó que con sus intentos desestabilizadores una vez más la prepotencia yanqui fracasa, porque Cuba no está sola y Estados Unidos se continúa aislando.

El jefe de Estado cubano significó que este pueblo merece admiración y respeto, así como poder trabajar y crear en paz.

No alentamos guerra civil, sino que tenemos el derecho legítimo de defender la Revolución, y no estamos dispuestos a entregar esta obra ni la soberanía, ratificó en alusión a su llamado este domingo a enfrentar disturbios ocurridos en el país.

El Presidente rechazó los desórdenes, el vandalismo y la delincuencia de los contrarrevolucionarios que quisieron provocaron un estallido social.

Recordó que los líderes de esas acciones mercenarias llamaron al linchamiento y a la intervención extranjera, y responderán ante la justicia quienes participaron en los hechos delictivos.

Mientras, concluyó, Cuba mantendrá su esfuerzo permanente para el enfrentamiento a la pandemia y para avanzar en su desarrollo económico y social.

Díaz-Canel denunció la víspera las campañas que alientan mercenarios para provocar un estallido social en Cuba y llamó a los revolucionarios a enfrentar en las calles esas provocaciones, impulsadas de manera cobarde, sutil y oportunista, por quienes respaldan el bloqueo de Estados Unidos.