Gibara: de la política al surco

Claudia Arias Espinosa
Ahora.cu
Si bien la agricultura, principal actividad del territorio, constituye una prioridad de su sistema de trabajo, la campaña de primavera no se cumplió, la ganadería no alcanza el nivel de desarrollo necesario y no se ha logrado la comercialización satisfactoria de los alimentos.

La Constitución cubana, en su artículo 5, establece que el Partido Comunista de Cuba (PCC) es “la vanguardia organizada de la nación” y que “sustentado en su carácter democrático y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado”.

De ahí la importancia del proceso de balance que desarrollan sus miembros a lo largo del país, en tanto espacio de debate y socialización de los asuntos que centran su quehacer.

Este domingo, 109 delegados asistieron a la Asamblea de Balance del Partido en Gibara, municipio de la provincia de Holguín famoso por acoger cada año el Festival Internacional de Cine de Gibara.

¿Qué problemáticas discutieron? ¿Cuáles son sus proyecciones de trabajo, a partir de las complejidades generadas por la COVID-19? ¿Cómo quedó conformado el Comité Municipal que se encargará de aplicarlas? Ahora.cu ofrece los principales elementos.

Resultados y lecciones del 2021

“Los informes presentados en su mayoría han sido críticos y profundos, dejando claro los responsables y cómo solucionar los problemas; se reorganizaron las tareas políticas de los militantes, exigiendo su ejemplaridad en el control e impulso de las tareas; no obstante, no se ha logrado el impacto que quisiéramos en todos los lugares, faltando un mayor accionar de los cuadros del Partido en la vinculación a la base”, expresó Mabel Ricardo Rivas, quien dio a conocer el informe del trabajo realizado durante este año.

Imagen
Asamblea de Balance del PCC en Gibara. Foto: Periódico Ahora
Fotos: Alexis del Toro.

En el orden económico, la inestabilidad de las producciones físicas (sobre todo, las agropecuarias) y la limitada actividad exportadora (solo carbón vegetal y tabaco) figuran entre las cuestiones que exigen el perfeccionamiento de la labor partidista.

Si bien la agricultura, principal actividad del territorio, constituye una prioridad de su sistema de trabajo, la campaña de primavera no se cumplió, la ganadería no alcanza el nivel de desarrollo necesario y no se ha logrado la comercialización satisfactoria de los alimentos.

La sequía, la falta de insumos y problemas subjetivos destacan entre las causas. Por otro lado, las 36 minindustrias continúan siendo una fortaleza del territorio.

El 2021 también señaló, como tareas impostergables para el Partido, la solución de las inconformidades con la relación salarios-precios, el trabajo con las comunidades complejas y la mejor comprensión y gestión de las dinámicas en las redes sociales.

A lo interno, el crecimiento de la membresía y el trabajo con los jóvenes constituyó objeto de atención de los militantes gibareños, teniendo en cuenta que el promedio de edad es de 56 años.

Hablan los delegados

Debates en los 346 colectivos laborales del territorio, así como en los 103 grupos comunitarios, burós de organizaciones de masas y órganos de dirección, antecedieron a la Asamblea Municipal, que fue presidida por Ernesto Santiesteban Velázquez, Miembro del Comité Central del Partido y Primer Secretario del Comité Provincial; Floro Ochoa Pérez y Orlando Reyes Lobato, funcionarios del Comité Central.

La soberanía alimentaria y la agricultura centraron gran parte de las discusiones en el encuentro.
“No hay mejor trabajo político que el biberón de leche en la boca del niño y el racimo de plátano en la mesa de la familia”, expresó Felipe Torres Leyva, secretario general de la CSS Pedro Blanco, ubicada en Aguada de los Peña, Velasco.

También en Velasco, pero en Guardarraya, se localiza la CCS Radiel Rodríguez. Su vicepresidente, Yanielsy Álvarez Álvarez, comentó el estado de cumplimiento de las 63 medidas adoptadas por el Gobierno cubano para incrementar la producción de alimentos.

Y defendió la pertinencia de las prácticas agroecológicas ante el impacto del cambio climático, la sequía y la falta de químicos.

Por su parte, Lázaro Ramón Santiesteban Ramos, coordinador de la carrera de Agronomía del Centro Universitario de Gibara, sede de Velasco, insistió en la importancia de capacitar a los productores y estrechar su vínculo con las instituciones científicas, como la UEICA.

El papel del militante del Partido en la sociedad, en centros laborales y comunidades; el enfrentamiento de la subversión y la atención de las comunidades complejas, fueron temas ampliamente discutidos.

Proyecciones de trabajo

Tras el proceso eleccionario, quedó conformado el Buró Municipal del Partido en Gibara, encabezado nuevamente por Mabel Ricardo Rivas.

Este equipo será el responsable de implementar las proyecciones de trabajo aprobadas en la Asamblea para la próxima etapa, entre las cuales figuran:

El control sistemático del Programa de Soberanía Alimentaria y Nutricional; la materialización de proyectos de desarrollo local, fundamentalmente en la agricultura, y el adecuado rendimiento de este sector; la calidad de los servicios de Comercio, Gastronomía y Salud; el programa de la vivienda; el desarrollo del turismo y el fortalecimiento del trabajo político en todos los frentes.

Ernesto Santiesteban Velázquez destacó “el ambiente que se ha respirado en esta asamblea, de defender a la Patria desde todos los escenarios, desde la producción de alimentos, desde las tareas que cumplimos en el barrio, desde lo que hacemos en función de atender a la juventud, en cómo seguimos aplicando la ciencia”.