Funcionarios de Cuba y EE. UU. conversan sobre reanudación de servicios migratorios y consulares

Granma
En el intercambio, el representante cubano reiteró la importancia de que se reanuden totalmente los servicios migratorios y consulares en la Embajada estadounidense en La Habana, incluido el procesamiento de visas de no inmigrantes
La secretaria adjunta del Departamento de Estado para Temas Consulares, Rena Bitter, y la directora de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, Ur Mendoza Jaddou. Foto: Tomada de Prensa Latina

El viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, dialogó ayer con la secretaria adjunta del Departamento de Estado para Temas Consulares, Rena Bitter, y con la directora de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, Ur Mendoza Jaddou.

En el intercambio, el representante cubano reiteró la importancia de que se reanuden totalmente los servicios migratorios y consulares en la Embajada estadounidense en La Habana, incluido el procesamiento de visas de no inmigrantes, publicó el sitio web de la Cancillería cubana.

Confirmó, igualmente, la disposición a contribuir con los pasos necesarios para el pleno funcionamiento de los servicios migratorios y consulares de la sede diplomática.

De acuerdo con información del Departamento de Estado de EE. UU., las dos funcionarias de ese país también visitarán Georgetown (Guyana) y Miami (Florida), para dialogar sobre la reanudación completa del procesamiento de visas de inmigrantes a principios de 2023, así como del programa de reunificación familiar en la Embajada de Washington en La Habana.

En abril de este año, Estados Unidos y Cuba celebraron la primera ronda de conversaciones sobre temas migratorios desde 2018, cuando fueron suspendidas, unilateralmente, como parte de la política de máxima presión aplicada por el entonces presidente Donald Trump.

El Gobierno de Cuba ha denunciado, en varias ocasiones, que Estados Unidos incumple su compromiso de otorgar al menos 20 000 visas anuales; lo que, unido a las carencias ocasionadas por el bloqueo económico, comercial y financiero, incentivan la migración ilegal, irregular e insegura.