En un contexto complejo, la entrega del sector eléctrico decide

Germán Veloz / Ventura de Jesús
Granma
La Unidad 1 de la Central Termoeléctrica de Felton aporta de forma estable 250 megawatts; la Antonio Guiteras hace una breve parada para recuperar potencia.

En el mantenimiento de las unidades de la Felton intervienen fuerzas de todo el país. Foto: Juan Pablo Carreras Vidal

Aunque la situación aún es tensa respecto a la generación de electricidad en el país, poco a poco se logran resultados en pro de la deseada estabilidad para los meses de verano.

Si bien se mantiene el bloqueo estadounidense contra Cuba, y su duro impacto en el sector, que se manifiesta en déficit de financiamiento y combustibles, roturas y mantenimientos retrasados, marca la diferencia la heroica entrega de los trabajadores eléctricos, en agotadoras jornadas, difíciles condiciones, y sin que se detengan las labores a ninguna hora.

Prueba de ello es la sincronización al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), de la Unidad 1 de la Central Termoeléctrica (CTE) Lidio Ramón Pérez, de Felton, que entregaba, al instante de este reporte,  250 megawatts (MW), o sea, solo diez por debajo de su potencia nominal.

En jornadas venideras será alcanzada la potencia máxima, explicó el director técnico de la planta, el ingeniero Euclides Rodríguez Mejías, quien aseveró que es acertado proceder así.

Sobre el plazo de diez días acordado para el mantenimiento programado de la unidad, dijo que este fue cumplido el jueves pasado y, aunque se arrancó y sincronizó con el SEN, hubo que hacer una parada posterior de varias horas hasta el sábado, con el fin de hacer reajustes y eliminar algunos percances.

Al personal a cargo del mantenimiento, tanto el llegado desde otras provincias como el de la planta, se le reconoce haber laborado con abnegación y creatividad en interés de echar a andar la Unidad.

También es ejemplar el desempeño de los especialistas y operarios participantes en el profundo mantenimiento de la Unidad 2, próxima a entrar en servicio.

Debido a la estabilidad de la Felton, todo estaba listo en la CTE Antonio Guiteras, de Matanzas, para iniciar, al término de este domingo, una breve intervención de reparación y limpieza, programada para unos tres días. 

El propósito esencial de la salida, precisó el director general de la planta, Misbel Palmero Aguiar, es el lavado de los calentadores de aire regenerativos y solucionar un punto de alta temperatura localizado en el área de la caldera.

Adelantó que, de ese modo, la unidad térmica podría restituir la carga perdida en las últimas semanas y mantener estabilidad en la entrega de unos 240 MW.

Paralelamente, realizarán una limpieza del economizador de la caldera, gracias al ingenioso sistema de lavado con alta presión que ahorra tiempo y recursos.   

Dijo que disponen de los medios y recursos necesarios para acometer dicho mantenimiento, y que en las últimas horas repasaron todo hasta el más mínimo detalle, con el apoyo de los operarios de la propia unidad y los trabajadores y especialistas de la Empresa de Mante­nimiento a Centrales Eléctricas.

Más adelante, en cuanto la situación sea más favorable, la Guiteras debe emprender el mantenimiento por espacio de diez días, y así acercarse a los 280 MW.

En las últimas horas la planta estuvo entregando al SEN alrededor de 190 MW, una disminución que obedece, básicamente, al alto grado de suciedad en la caldera, impedimento que dificulta la entrada de aire y que, por consiguiente, desencadena una restricción tecnológica que obstaculiza todo el ciclo técnico, subrayó Palmero Aguiar.