Díaz-Canel: Para Cuba, hoy es la cita con el futuro

Xenia Balón de la Cuesta
PCC
“El código no niega el tipo de familias que ellos defienden, sino que les da garantías, y a su vez, acoge otras composiciones familiares que también necesitan ser reconocidas”, apuntó Díaz-Canel.

“Hoy es la cita con el futuro”. Así lo ratificó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al efectuar su voto por el referendo del Código de las Familias, este domingo 25 de septiembre.

Tras ejercer su derecho ciudadano, en el colegio número tres de la circunscripción 57, del municipio Playa, en La Habana,  el mandatario sostuvo un encuentro con la prensa acreditada y argumentó  sus impresiones sobre esta normativa y las razones que deben motivar a los cubanos a ser partícipes de este ejercicio democrático sin precedentes en la historia constitucional de nuestro país.

Señaló que este Código partió de los estudios de situaciones de casos en los tribunales, en las vivencias cotidianas de diferentes tipos de familia, de hechos que se han producido en determinados momentos, lo que ha permitido a los expertos entender la extensión de las problemáticas que coexisten en la sociedad cubana y la necesidad del código.

En su declaración puntualizó que “la expectativa no indica que el proceso será unánime”, pero consideró que habrá una votación mayoritaria por parte de nuestro pueblo, a pesar de que existen temas en los cuales no se ha alcanzado un alto nivel de comprensión, asociado a la cultura patriarcal que nos caracteriza y otras cuestiones relacionadas con la fe y el credo que algunas personas profesan.

“El código no niega el tipo de familias que ellos defienden, sino que les da garantías, y a su vez, acoge otras composiciones familiares que también necesitan ser reconocidas”, apuntó Díaz-Canel.

Agregó que en torno al código existe una plataforma asociada a la estrategia de demonización y descrédito de la Revolución cubana, impulsada por los odiadores. “Estas opiniones no tienen en cuenta el razonamiento, no es un problema de convicción, ni es un tema de sentimiento; sencillamente hay personas que adoptan esta actitud por ser un código dentro de la Revolución, por la Revolución, en una sociedad en Revolución y por ello el código no debe valer, puntualizó el titular.

Abordó también sobre la situación económica y social en que se encuentra la sociedad cubana actual, por lo que calificó la convocatoria al referendo “como un acto de valentía del Gobierno y las autoridades cubanas”.

Destacó que lo fundamental de este proceso es que “hemos sido menos egoísta, todos miramos más hacia la familia, todos hemos aprendido de nuestras realidades familiares y sociales y el debate social que ha generado este proceso le ha aportado valores a nuestra sociedad desde el punto de vista espiritual, de emotividad, de sentimientos con relación ala familia”.

“Yo creo en la participación y en la sabiduría de nuestro pueblo y creo que se ha trabajado con transparencia y lealtad al mandato constitucional y cronograma legislativo que nos trazamos”, añadió el mandatario.

“Al código hay que leerlo, interpretarlo y asumirlo con el corazón”.

Reiteró que en la medida que seamos capaces de ponernos en el lugar del otro, “Cuba crece”.