Desde la cultura, pasión  y entrega por Cienfuegos

Bertha Mojena Milian y ACN
PCC
Invitados de manera especial moncadistas y combatientes de la Sierra y el Llano, entre los que se encuentra el Viceprimer ministro de la República, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y el Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura

“Cienfuegos, sueños y esperanzas” fue el título de la Gala político-cultural en homenaje al Dia de la Rebeldía Nacional que tuvo lugar este lunes en la noche en el emblemático teatro cienfueguero Tomás Terry, presidida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CCPCC) y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Estaban presentes, además, miembros del Buró Político del PCC, del Secretariado del CCPCC, así como las máximas autoridades del Partido, el gobierno, las organizaciones de masas y sociales de la provincia, encabezados por la miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en Cienfuegos, Marydé Fernández López.

Invitados de manera especial moncadistas y combatientes de la sierra y el llano, entre los que se encontraba el viceprimer ministro Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y el Comandante del Ejército Rebelde, José Ramón Machado Ventura.

 

Foto: Bertha Mojena

 

Asistieron a la Gala una representación de trabajadores de los más diversos sectores del territorio, dirigentes de base de las organizaciones sociales, de masas, jóvenes y estudiantes cienfuegueros.

Artistas de diversas generaciones, formatos y estilos musicales – todos de la tierra cienfueguera – dirigidos por el experimentado director artístico Rolando Martínez, hicieron vibrar al público de emociones compartidas por tanta buena música cubana y tradicional. Compartieron el escenario del Tomás Terry cantantes como Ana Ivis Hernández Curbelo, los bailarines de la Compañía de Espectáculos Musicales Giros, la Orquesta de Cámara Concierto Sur y el Grupo Musical Son del Sur, que interpretaron la canción “Como Siempre el mar”.

Le siguió la declamación del poema “Si el mar no existiera”, de José Ramon Muñiz, a cargo  de Zayli Bermúdez y Francisco Blake. Posteriormente, el dúo Concuerda con Ariadna Cuellar Pérez y Michel Rodríguez Pérez interpretaron “Trovador”.

 

Foto: Bertha Mojena

 

“Inclina el cetro a la flor”, de Lázaro García Gil,  sobresalió también en la voz del cantante Gerardo García Siso y la Orquesta de Cámara Concierto Sur, a lo que se unió el ritmo indiscutible del Septeto Los Naranjos, que puso a bailar a los cienfuegueros y a los invitados que asistían a la Gala.

El repentismo también tuvo lugar en esta noche de celebración, cuando se alzó “Canto en tonadas a la Fernandina” en la voz de los poetas Jesús Chaviano Diaz y Arián López Rosado.

 

Foto: Bertha Mojena

 

En otro momento sublime de la gala se rindió homenaje al gran Benny Moré y a Cienfuegos, cuando las cantantes Doraida Tillet Ordoñez, Noemi Rodríguez Stable e Ingrid Rodríguez Diaz de Villegas interpretaron “Popurrí de Boleros” y “Preferí Perderte” del bárbaro del ritmo, así como “Fiebre de ti” de Juan Arrondo y “Como fue” de Ernesto Duarte.

“Llego la hora de los soneros” en voz de la cantante Arasay Rodríguez Montes y la Orquesta Son del Sur también hicieron bailar a los presentes, a lo que siguió un “Popurrí homenaje al 26”,  del Grupo Folclórico Rumba Lay, que arrancó a los asistentes una larga ovación.

Ningún cierre podía haber sido mejor para una noche especial, en la que se realzó la cultura e identidad patria, que el ofrecido por la legendaria Orquesta Aragón, que brindó un popurrí de sus canciones más conocidas.

Cubanos y cubanas, amigos que visitan Cienfuegos y toda Cuba, disfrutaron de lo más genuino de la  cultura cubana en el teatro de o durante la transmisión televisiva de la Gala.

No podía ser de otra forma. Ya estamos en 26 y habrá que seguir siendo consecuentes, convirtiendo los reveses en victorias, empujando y construyendo el mejor país que queremos, con la esencia martiana de la Generación del Centenario, la entrega y el amor por Cuba, defendida también desde la cultura.

Imagen