Decrecimiento de casos de COVID-19 en las últimas jornadas no debe generar confianza

René Tamayo León
Presidencia
Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19 evalúa comportamiento de la enfermedad en la semana anterior, en encuentro encabezado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

El comportamiento de la transmisión del virus SARS-CoV2 en la semana 34 del presente año (del 22 al 28 de agosto) mostró las potencialidades que tenemos las cubanas y cubanos para frenar el crecimiento de la pandemia si le ponemos empeño al propósito, a pesar de la cepa Delta.

Mucho —muchísimo— tenemos que hacer todos y cada uno de nosotros, pero si junto al impulso de la campaña de vacunación mantenemos las medidas higiénico-sanitarias establecidas, lo podemos lograr. No obstante, el decrecimiento de casos de COVID-19 en los últimos días no debe generar confianza.

En la semana anterior, el diagnóstico de casos positivos disminuyó un 12,9 por ciento; tuvimos 8 492 enfermos menos que entre el 15 y el 21 de agosto, según se dio a conocer en la sesión de este lunes del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19, que fue encabezada por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Los datos explicados por el ministro de Salud Pública, doctor José Angel Portal Miranda, demuestran que sí se pueden disminuir los casos, y es un resultado, además, avalado porque en el período aumentó el número de muestras procesadas para COVID-19 (22 194 más que en los siete días anteriores).

La cara negativa del comportamiento de la COVID-19 en la semana 34 de 2021 es que a pesar de los resultados generales, siete territorios incrementaron la incidencia con respecto a la semana 33: Holguín, Sancti Spíritus, Mayabeque, Pinar del Río, Guantánamo, Las Tunas e Isla de la Juventud.

Se supo también que la letalidad desde el inicio de la pandemia hasta el cierre de la semana anterior fue de 0,80 por ciento (640 438 casos con 5 144 defunciones), mientras en el mundo es de 2,08 por ciento y en la región de las Américas, de 2,51 por ciento.

En la reunión del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, que se desarrolló como es costumbre en formato de videoconferencia, participaron viceprimeros ministros, titulares de varias carteras y otros dirigentes, así como representantes políticos y gubernamentales de las diferentes jurisdicciones.

El Presidente de la República intercambió con las autoridades de la región occidental para conocer sobre las labores de recuperación tras el paso del huracán Ida.

El restablecimiento del servicio eléctrico en Pinar del Río superaba el 99 por ciento, aunque 3 345 clientes continuaban afectados; y el abasto de agua se estabilizaba. En Artemisa, el primer ministro Manuel Marrero Cruz, quien visitó esa provincia precisamente este lunes, evaluó como positivo el curso de las labores para restañar los daños de Ida.

Sobre la Isla de la Juventud, su intendente, Adiel Morera Macías, expuso que ya está recuperada la línea de 33 KV, mientras que los circuitos de distribución estaban en la tarde de este lunes al 85 por ciento y el servicio a los clientes al 86 por ciento, se sigue trabajando en el resto de los circuitos.

Sobre las afectaciones a viviendas recordó que allí hubo 12 derrumbes totales y uno parcial; en las cubiertas es donde se acumula más daño, con 70 techos perdidos completamente y 324 de forma parcial, sobre todo los de asbesto cemento.

En el territorio están en pleno funcionamiento las oficinas de trámites para que la población gestione los recursos necesarios para recuperar sus hogares, los que se están llevando a las casas tan pronto se dispone de ellos.

La principal consecuencia de Ida en la Isla de la Juventud es ahora el servicio de agua a Nueva Gerona, pero se labora de forma ingente para restablecerlo con rapidez.

En la reunión del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19 se analizó, entre otros temas, la disponibilidad de oxígeno en los centros de Salud.

El primer coronel Antonio Tamayo Aballe, coordinador del Centro de Dirección del Gobierno para asegurar el abastecimiento del gas medicinal a las instituciones médicas, informó que continúa incrementándose su consumo debido a la situación epidemiológica existente.