Cuba por Vilma, en una clara mañana de la sierra

Eduardo Palomares Calderón
Granma
El ejemplo de la heroína fue exaltado, también, en una reunión virtual de altas autoridades del ALBA-TCP, relacionadas con los asuntos de la mujer y género

Segundo Frente, Santiago de Cuba.–Una clara mañana, como las que pocas veces iluminan los amaneceres, habitualmente de tenues neblinas en esta serranía, acompañó la ofrenda floral que le dedicara a Vilma Espín Guillois su compañero en la guerra y en la vida, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido, al cumplirse, este 7 de abril, 91 años del natalicio de la heroína.

Al pie de la roca monumento que acoge las cenizas de la ejemplar combatiente de la lucha clandestina y guerrillera, en el mausoleo a los héroes y mártires del Segundo Frente Frank País, fueron colocadas las flores, conjuntamente con una corona a nombre del pueblo de Cuba, llevada hasta el sitio por Lázaro Expósito Canto y Beatriz Johnson Urrutia, presidente y vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial. 

En tan especial ocasión, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recordó en Twitter a Vilma, al escribir: «Fue la Revolución vestida de mujer. Su tierna firmeza al fundar obra y familia, al organizar con las mujeres una Revolución dentro de la Revolución, deben ser una escuela permanente en la Cuba que tanto amó. Una flor para Vilma Espín en sus 91».

MUJER Y GÉNERO A DEBATE EN EL ALBA-TCP

Por la ejemplar vida suya, y por la obra grande que forjó en la Revolución Cubana, haciendo, del papel de la mujer, otra revolución dentro de aquella, Vilma Espín es paradigma que trasciende la nación, y como tal, fue reverenciada su memoria en la Reunión de las Altas Autoridades relacionadas con los asuntos de la mujer y género, de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (alba-tcp), que sesionó en la tarde de ayer.

En el aniversario de su natalicio, el encuentro exaltó a la heroína cubana como un ejemplo de la lucha por los derechos y la inclusión de la mujer en los pueblos de la región.

En la cita, efectuada de manera virtual, se ratificó la necesidad de revitalizar el mandato de los Jefes de Estado y de Gobierno de crear un Comité de Mujeres del ALBA-TCP, y la disposición de continuar trabajando en el cumplimiento de los acuerdos adoptados en materia de género.

El dinamismo y la eficacia del trabajo de coordinación que se encuentra realizando la Secretaría Ejecutiva del alba-tcp, así como el papel de la mujer en el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, fueron reconocidos por los participantes, entre los cuales estuvo una delegación cubana encabezada por Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas.