Cuba honra a sus hijos

Bertha Mojena Millian
PCC/Granma
En el Museo de los Bomberos Cuartel Enrique Estrada, lugar simbólico y sagrado para la Patria, el pueblo matancero rendirá tributo, en nombre de toda Cuba, a quienes enfrentaron el siniestro.

Justo a las diez de la mañana de este viernes iniciaron las honras fúnebres para homenajear a los cubanos caídos durante el incendio ocurrido el pasado 5 de agosto, en la base de supertanqueros de la Zona Industrial de Matanzas.

“Allí estaremos, acompañando el dolor de las familias, que es también el de toda Cuba”, aseguró el Primer Secretario del CCPCC Miguel Díaz Canel, desde su cuenta en Twitter.

Minutos antes había publicado: “Con las heridas abiertas por la pérdida de 16 vidas, y luego de la heroica extinción del fuego, todos los caminos llevan a un propósito en la Atenas de Cuba: revertir los daños materiales. Se está trabajando duro y sin descanso”.

Acompañan el homenaje, ofrendas florales del líder de la Revolución cubana General de Ejército Raúl Castro Ruz, del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República Miguel Díaz Canel Bermúdez, del miembro del Buró Político y Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, del pueblo de Cuba y de los familiares de los desaparecidos.

En el Museo de los Bomberos Cuartel Enrique Estrada, lugar simbólico y sagrado para la Patria, el pueblo matancero rendirá tributo, en nombre de toda Cuba, a quienes enfrentaron el siniestro. La primera guardia de honor, a cargo de sus hermanos del Cuerpo de Bomberos y del Ministerio del Interior.

Desde las primeras horas de la mañana los familiares de los fallecidos fueron llegando al lugar para rendir su homenaje privado a quienes con inmenso dolor perdieron.

La reverencia, el tributo infinito de los voluntarios de la Cruz Roja Cubana a sus hermanos caídos #Cuba #CubaHonra pic.twitter.com/e6PFl6D2Qv

Oficiales del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, del Ministerio del Interior y del Comando 1 del Cuerpo de bomberos de Cuba, quienes enfrentaron desde los primeros momentos el desastre, acompañan el dolor y rinden homenaje a sus compañeros

Vuelven las heridas que no sanan

Honras fúnebres en Matanzas

 

En Matanzas, durante esta jornada de viernes, parece que nadie ha querido quedarse en casa, han escogido el tributo, la solemnidad, el abrazo mutuo, extender una flor, colocar una vela, hacer un saludo militar o una reverencia ante las imágenes de los hermanos caidos.

Una inmensa cola, que parece interminable, se ve a la entrada del Museo de los Bomberos de la ciudad y durante muchas cuadras abajo. Personas de todas las edades, credos, profesiones, procedencias son parte del homenaje.

Abuelos y abuelas, padres y madres traen a sus pequeños y se les ve explicarles, mientras colocan flores, un poco de la dimensión del momento, ese que se hace inexplicable, porque no hay palabras que puedan describirlo.

A ratos, varios de los familiares se levantan de sus sillas y vuelven frente a las imágenes de sus seres queridos, lloran sin consuelo, se abrazan, intentan calmarse y volver a compartir el dolor, ese que se ha hecho millones.

"Vuelven las heridas que no sanan", diría el cantautor cubano Raúl Torres en una de sus canciones legendarias. Son palabras que parecieran describir los rostros de este día, de los bomberos que custodian a sus hermanos caidos, de los rescatistas y voluntarios de la Cruz Roja que los reverencian, de familias enteras, de un pueblo herido en sus entrañas y que - como muchos de los heridos y sobrevivientes del siniestro - llevarán con orgullo sus cicatrices, aunque no será tan fácil convivir con las del alma.

 

 

 

 

 

CRONOLOGÍA INTERACTIVA SOBRE EL INCENDIO EN LA BASE DE SUPERTANQUEROS DE MATANZAS