COVID-19: Más fuerzas para Ciego de Ávila

Katia Siberia
Invasor
“Ustedes no vienen a supervisar, vienen a movilizarse, a ponerle el pecho a la complejidad, van a encontrarse muchos problemas, pero sabemos que tienen la capacidad para resolverlos”, recalcó el propio ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda

Este miércoles deben sumarse unos 200 profesionales de la Salud a la provincia. La situación sigue muy tensa, las estadísticas así lo reflejan

Como se ha dicho hasta el cansancio que a la COVID-19 se le gana con tiempo, ­y muchas veces al Hospital Provincial de Ciego de Ávila se llega, o tardíamente, o con complicaciones que pudieron haberse evitado a tiempo,­ los profesionales de otras provincias que acaban de aterrizar en esta ciudad irán directo a las Áreas de Salud, para no solo impedir agravamientos, sino facilitar procederes y flujos.

Con la llegada de este grupo desde Venezuela, se naturaliza que las vacaciones se postergan hasta completar otra misión, ahora en Cuba, Ciego de Ávila, con 1 434 confirmados a la COVID-19 en su última jornada y una estrepitosa tasa de mortalidad que desentona en el contexto nacional.

Y aunque casi no hacía falta explicarles la importancia de su labor, se los ha recalcado el propio ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, en una íntima bienvenida: “Ustedes no vienen a supervisar, vienen a movilizarse, a ponerle el pecho a la complejidad, van a encontrarse muchos problemas, pero sabemos que tienen la capacidad para resolverlos”.

La veintena de cubanos que ocupaban cargos de dirección en la misión cubana en Venezuela se suman a las cuatro Áreas de Salud del municipio cabecera y al Hospital Provincial Antonio Luaces Iraola para implementar, además, un nuevo protocolo, diseñado a partir de las disponibilidades reales de medicamentos. A su vez, tienen el encargo de gestionar mejor la capacidad de recursos humanos para que, por ejemplo, en los horarios de mayor asistencia de pacientes, las consultas tengan más galenos y la espera se acorte.

Durante el conversatorio, el ministro los exhortó a una total consagración para que el pueblo no se sienta desolado. ”Ya ustedes son avileños”, afirmó minutos antes de asegurarles que bajo su mando estarán muy pronto otros médicos y enfermeros que regresan al país para apoyar aquí el enfrentamiento a la pandemia.

“El martes aterrizó un avión y mañana miércoles debe estarse incorporando otro significativo grupo. Estamos previendo ubicar a la mayoría (unos 200) en esta provincia”, precisó Portal.

Dentro de las tareas inmediatas que debe coordinar y apoyar esta veintena de médicos, el ministro hizo énfasis en la necesidad de mejorar el pase de visita para poder mover hacia centros de recuperación (creados en Ciencias Médicas y en los Camilitos) a pacientes que ya no precisen de cuidados, pero sí de seguimiento, a partir de complejidades desatadas por la enfermedad.

Asimismo, orientó especial atención con el oxígeno, un chequeo que debe realizarse cada tres horas para evaluar la disponibilidad y observar si los flujos que se administran son los correctos.