Continúan incesantes las acciones recuperativas en la Zona Industrial de Matanzas

Alina Perera Robbio
Presidencia
En la tarde de este jueves, desde el Palacio de la Revolución, sesionó la Reunión de Chequeo a las acciones recuperativas en la Base de Supertanqueros de Matanzas —a raíz del incendio iniciado allí este cinco de agosto—. El encuentro estuvo encabezado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, así como por el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz

Numerosas fuerzas e instituciones trabajan en la Base de Supertanqueros de la provincia de Matanzas —impactada por un siniestro de grandes proporciones que comenzó el viernes cinco de agosto al filo de las siete de la noche, y que durante varios días mantuvo en extrema tensión a Cuba—. Ahora, con las heridas abiertas por la pérdida de 16 vidas, y luego de la heroica extinción del fuego, todos los caminos llevan a un propósito en la Atenas de Cuba: revertir los daños materiales.   

A ese esfuerzo por cambiar la faz de la zona de desastre —el cual incluye ayudar a las familias afectadas—, pasó revista este jueves, desde el Palacio de la Revolución, la Reunión de Chequeo que estuvo encabezada por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, así como por el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.  

Durante el encuentro se supo que los trabajadores y especialistas de Cupet (Unión Cuba Petróleo) están enfrascados en el desmantelamiento de herrajes de tuberías, de las líneas afectadas; y que no se detienen las labores por el restablecimiento del sistema de energía eléctrica, así como por algo que los expertos denominan «bioremediación» del terreno —y que implica remover el suelo impactado por el incendio.

Tal como se habló en el Chequeo, las fuerzas de Recursos Hidráulicos y de la Unión Eléctrica acometen sus tareas, las cuales forman parte del programa de recuperación. El Ministerio de la Construcción apoya con grúas, interviene en demoliciones, evalúa estructuras de las edificaciones dañadas, y no detiene la proyección de las inversiones que ya estaban previstas para la Zona Industrial. Mientras, el Ministerio de Transporte sigue jugando un papel clave en las operaciones que garantizan el flujo de toda ayuda posible hacia la Base de Supertanqueros, y hacia la provincia.

«Nosotros continuamos el monitoreo de los gases, que en su mayoría, como hemos dicho, tienen una tendencia a la disminución y están en el entorno de la norma», afirmó en la reunión Adianez Taboada Zamora, vicetitular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), quien además detalló que para el análisis de las muestras tomadas del medio ambiente, han sido incluidas las del aire, la lluvia y el polvo, «no solo en Matanzas sino también en las provincias de Mayabeque y de La Habana, que fueron por donde transitó la nube de humo».

La viceministra enunció que se mantiene la vigilancia de los embalses para consumo humano, del litoral, y que no se ha detectado incidencia alguna: «Según el resultado de los análisis de laboratorio, dijo la experta, el agua cumple con la norma cubana, y se prevé continuar el monitoreo». Hasta el momento, según expresó Adianez Taboada Zamora, no hay un aumento del número de consultas por enfermedades atribuibles al incendio, como podrían ser las respiratorias.

Por su parte la Viceministra Primera de Salud, Doctora Tania Margarita Cruz Hernández, informó que sumaban 146 los lesionados a causa del siniestro, al tiempo que se mantenían hospitalizados 18 pacientes (de ellos, diez reportados de cuidado; cuatro, en estado de gravedad; y cuatro reportados como críticos). Al momento de que la especialista compartiera los datos, las altas médicas ascendían a 112.

En la jornada se supo, además, que en el transcurso de este jueves se estuvo trabajando en la provincia de Matanzas para ultimar detalles organizativos relacionados con las Honras Fúnebres de quienes perdieron la vida mientras, en cumplimiento del deber, batallaban por extinguir el incendio.

El Gobernador de Matanzas, Mario Sabines Lorenzo, explicó a través de videoconferencia que continúan siendo atendidas las familias afectadas, específicamente las que estaban residiendo en la zona del desastre. No ha faltado, dijo, el intercambio diario de las autoridades con esos núcleos, a los cuales se les han estado entregando productos de aseo, ropa y otros bienes necesarios.

A partir de ideas colegiadas entre la Defensa Civil, los especialistas del CITMA y del Ministerio de Salud Pública, las autoridades del territorio decidieron —según declaró Sabines Lorenzo— prorrogar el retorno de las familias a sus lugares de origen (aquellas que puedan hacerlo): «Hay que esperar unos días, apuntó, para el retorno provisional, a partir de los trabajos que se están haciendo en el lugar, de remover la tierra y de reconstrucción».

Entre los bienes que serán dados a las familias afectadas por el siniestro, según informó el Gobernador, se incluyen los equipos electrodomésticos que estén haciendo falta. Igualmente Sabines dio cuenta de un grupo de trabajo que se ha creado en el territorio para, de conjunto con el Ministerio de Finanzas y Precios, y con el Instituto Nacional de la Vivienda, «buscar el uso correcto de los financiamientos» donados a la cuenta habilitada para tales efectos.

Junto a esa ruta que ayude a la solución de inmuebles, se están pensando, como expresó el Gobernador, otras variantes que «pueden acortar el tiempo de la solución». Sobre recursos disponibles, Mario Sabines hizo mención de diez donaciones internacionales; de otras que vienen en camino y de las que «vamos a ir informando cuando se materialicen»; de 189 donaciones de entidades y ciudadanos cubanos; de la cifra de un millón 942 mil pesos depositados en la cuenta engrosada con la solidaridad; y de 1 349 nacionales que han aportado financiamiento a esa cuenta.

Hacia el final del encuentro la primera secretaria del Comité Provincial del Partido en Matanzas, Susely Morfa González, hizo énfasis en trabajar a partir de todas las indicaciones que están trazadas. Y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, hizo alusión a la importancia de un cronograma bien preciso, «que sea como una guía, hasta que logremos la total recuperación ante los daños».