Sesionó Seminario de Medios de Comunicación de partidos políticos de América Latina y el Caribe

Bertha Mojena Milian
PCC
El Seminario de Medios de Comunicación de partidos políticos de América Latina y el Caribe, organizado por el Partido Comunista de China (PCCh). sesionó entre los días 21 y 23 de junio en formato virtual.

Para intercambiar sobre los desafíos y las posibilidades que el universo de la digitalización abre en el trabajo político, así como compartir experiencias y propuestas afines, sesionó entre los días 21 y 23 de junio en formato virtual, el Seminario de Medios de Comunicación de partidos políticos de América Latina y el Caribe, organizado por el Partido Comunista de China (PCCh).

En los intercambios, presididos por Shen Beili, vicejefa del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China, participaron por la parte cubana el Vicejefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Juan Carlos Marsán Aguilera, el Director de la Oficina de Información y Cubadebate, Randy Alonso Falcón y el intelectual, escritor y director de la Revista Cuba Socialista, Enrique Ubieta Gómez.

Imagen

En su intervención, Alonso Falcón consideró que se viven tiempos convulsos, en el que la potencia dominante hasta hoy se resiste a perder la hegemonía, un mundo multipolar puja por nacer, mientras el acelerado desarrollo de las tecnologías de la comunicación y la información han cambiado en velocidad y alcance las dinámicas políticas, económicas y sociales, han roto fronteras espaciales, los márgenes de los escenarios comunicacionales y han marcado la vida y los modos de actuación, sobre todo, de las generaciones nacidas a fines del siglo XX y estas dos primeras décadas del XXI.

Resaltó que la comunicación social y los medios de comunicación se han revolucionado en este cambiante y complejo escenario y han debido asumir nuevas lógicas y que para los partidos políticos y sus medios de comunicación el impacto ha sido profundo, pues las dinámicas en la vida política se han acelerado, las campañas se han transformado profundamente y ya van acompañadas de laboratorios infocomunicacionales, el BigData y uso intensivo de las redes sociales digitales.

“La fragmentación de los públicos obliga a mensajes más variados y múltiples, el uso intensivo de las fake news y las técnicas de manipulación para intentar desprestigiar a líderes o fuerzas políticas son un proceder establecido”, precisó.

Recordó, además, que se han transnacionalizado en grado sumo las campañas político comunicacionales de la derecha internacional y en el caso de América Latina, los mensajes generados en Washington, Miami o Madrid, se reproducen como un virus en los medios de comunicación dominantes y las redes sociales de la región, para lo cual aprovechan su poderío económico y recursos de comunicación. Imponen símbolos, tendencias culturales, matrices de opinión, se afanan en monopolizar la interpretación de conceptos como democracia, libertad, soberanía, derechos humanos, justicia y otros”.

Denunció, asimismo, que desde ejércitos ciberespaciales, se desarrollan las técnicas de la guerra cognitiva, para dominar las mentes y, por tanto, las vidas de nuestros pueblos y cuando no pueden imponer sus mensajes, acuden a la censura, al silenciamiento en las redes, a la manipulación de los algoritmos, basados en su dominio casi absoluto de las plataformas y la gobernanza de internet.

“¿Cómo proyectamos una imagen realista y de futuro de la izquierda y los movimientos progresistas frente al colonialismo ideológico y cultural 2.0? ¿Cómo nos comunicamos con los jóvenes que tienen incorporados en su ADN la cultura digital y son seducidos por los compases de la despolitización? ¿Cómo hacemos para que la política no sea una abstracción o un bostezo y logre movilizar a crecientes fuerzas para la transformación?”, indagó.

Randy Alonso Falcón convocó a no mantenernos aislados ante una derecha transnacional que se moviliza instantánea y coordinadamente, y a realizar un mayor esfuerzo conjunto de profesionales, organizaciones, partidos, movimientos y gobiernos de izquierda frente a las potencias, empoderadas con la Inteligencia Artificial y el uso de la BigData.

“Urge la transformación de nuestros espacios de comunicación, la búsqueda de mayor eficacia en nuestros mensajes, el dominio de nuevas herramientas comunicacionales y para el análisis del entorno comunicacional y de la opinión pública, la construcción de plataformas alternativas a las dominantes, la mayor cooperación entre los medios de comunicación partidistas y también de los movimientos sociales progresistas”, precisó.

Llamó también a generar e intercambiar contenidos, herramientas, construir redes, articular campañas sobre temas de preocupación global.

“Los recientes éxitos electorales de fuerzas de izquierda o progresistas en América Latina, la derrota sonora de EE.UU. en la Cumbre de las Américas al no poder imponer silenciosamente las exclusiones de Cuba, Venezuela y Nicaragua, el revés propinado por el pueblo cubano al intento de golpe blando contra la Revolución en julio del pasado año,  la victoria de la Revolución Bolivariana de Venezuela frente a la agresión política y económica de Estados Unidos, otras potencias y poderes oligárquicos en nuestra región, son muestras de las potencialidades de nuestras ideas de un mundo diferente, más justo y equitativo, sin hegemonismos, sin exclusiones, sin imposiciones. Los éxitos políticos, económicos y sociales de China son también muestra de ese mundo diverso, plural y diferente que debe prevalecer. Pero esas ideas, esas visiones, esas realidades, esos desafíos, necesitan ser mejor comunicados para que multipliquen su efectividad y alcance. A ello nos convoca este seminario”, reflexionó

Por su parte, el director de la Revista Cuba Socialista, Enrique Gómez Ubieta, convidó también a pensar cómo influir en las nuevas generaciones, pues las redes sociales, dominadas por el imperialismo, construyen con calculada eficacia estados de opinión, sentimientos adversos o favorables, “verdades” diseñadas en laboratorios.

Dijo que los pueblos que sufren las consecuencias del neoliberalismo —especialmente visibles durante la pandemia— al protestar, paradójicamente, emplean términos y conceptos abstractos inducidos por el propio neoliberalismo y la “modernización” del lenguaje que introducen los medios, conduce al abandono de la terminología revolucionaria.

“Los revolucionarios no podemos prescindir —en un mundo signado por el cinismo y el desprecio a la verdad—, de la fe (en nuestros pueblos, en la posibilidad del triunfo y de la superación del capitalismo), y de la verdad; de los sentimientos y de la razón. No podemos aligerar el discurso, adelgazarlo hasta hacerlo incomprensible, suprimir conceptos como el de imperialismo, por ejemplo, para supuestamente atraer más adeptos. La ideología del capitalismo puede ser asumida de manera inconsciente; la del socialismo, no”, enfatizó.

Ubieta Gómez consideró que el reto no consiste en trasladar el discurso revolucionario a los códigos comunicacionales hollywoodenses ni construir un glamour superficial y artificioso, sino restaurar la mística revolucionaria, de la que el capitalismo intenta apropiarse vaciándola de contenido.

Convocó a apostar por el deslumbramiento que producen la verdad y la justicia, cuando son mostradas de forma bella, inteligente, a hacer confluir la verdad, la belleza y la justicia.

Informó, además, que la revista Cuba Socialista, fundada en septiembre de 1961 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, como órgano teórico y político del Partido unitario de las fuerzas revolucionarias (devenido Partido Comunista de Cuba en 1965), ha convocado al I Encuentro Internacional de Publicaciones Teóricas de Partidos y Movimientos Políticos de Izquierda, a celebrarse en La Habana del 5 al 7 de octubre de 2022.

Se trata de un evento para reflexionar sobre los problemas y desafíos que enfrentan las fuerzas revolucionarias y progresistas del mundo en las circunstancias actuales, así como establecer las bases de una permanente colaboración entre publicaciones teóricas afines, como una contribución más al Socialismo, a la paz, a la solidaridad y a la construcción de un mundo mejor.

“Lo hacemos bajo la advocación del legado del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, y como homenaje al 55 aniversario de la caída en combate del Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara”, señaló.

Durante las sesiones de intercambio, los participantes expresaron su gratitud al PCCh por la iniciativa y los deseos de que sea punto de partida para la acción concertada efectiva y constante, así como un preámbulo para el encuentro de octubre en La Habana.

 

Imagen

Se conocieron también las experiencias en la innovación y desarrollo de la prensa en la era de convergencia de los medios, a cargo de un especialista de la Agencia Xinhua y un representante de la Revista El Mundo Contemporáneo, del PCCh.