La hermandad entre Cuba y Venezuela es indivisible

Yudy Castro Morales
Granma
En su segundo día en Venezuela, como parte de la visita oficial a este hermano país, el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, rindió tributo a El Libertador Simón Bolívar y al Comandante Hugo Chávez.

CARACAS, Venezuela. — Cuando se es hijo de pueblos tan grandes, que alumbraron hombres de la altura de Bolívar y Martí, de Chávez y Fidel, no se puede menos que reverenciarlos y ser coherente con sus legados de independencia y hermandad.

Por ello, en la segunda jornada de su visita oficial a Venezuela, el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, junto a la delegación cubana, rindió tributo a El Libertador y al Comandante Hugo Chávez Frías, el mejor amigo de Cuba.

Hasta el Panteón Nacional, ubicado en Caracas, donde reposan los restos de los próceres de las luchas venezolanas, y se yergue el Mausoleo de El Libertador, llegó el Jefe de Gobierno, acompañado por el canciller de la República Bolivariana, Félix Plasencia.

«Rendimos tributo hoy en este hermoso e histórico lugar a El Libertador Simón Bolívar y a los muchos otros que allanaron con su sangre el camino a la independencia de Nuestra América», expresó Marrero Cruz, tras la ceremonia de homenaje.

Una vez más, el Premier cubano agradeció «la calurosa y hospitalaria acogida» y «la invariable solidaridad de la Revolución Bolivariana con nuestro país».

Evocó, además, la reciente conmemoración del 20 aniversario de la victoria del pueblo chavista sobre el golpe de Estado fascista y aseguró que, como hace dos décadas, «la unión cívico militar ha desmontado y derrotado cada acción contrarrevolucionaria e imperialista. En la misma lucha nos encontramos nosotros».

Por esas y otras razones, ratificó Marrero Cruz, «nos sigue uniendo el gran sueño de los eternos comandantes Fidel y Chávez, por eso nuestra hermandad es indivisible, por eso nuestra lucha es justa y, por ser necesaria, venceremos».

Ante representantes del Cuerpo Diplomático acreditado aquí y miembros del Movimiento de Solidaridad con la Mayor de las Antillas, el Primer Ministro ratificó el «eterno y fraternal» acompañamiento a la Revolución venezolana y «el irrestricto apoyo» al Presidente Nicolás Maduro Moros, al frente de un proceso revolucionario que ha demostrado, con creces, que la victoria les pertenece por entero a quienes fundan y aman la paz.

Y para hacer más explícito el mensaje, en el libro de actos quedó escrito, de su puño y letra: «En nombre del Gobierno y pueblo de Cuba, rindo tributo a El Libertador Simón Bolívar, seguros de continuar su ejemplo, el de Chávez y Fidel. Hasta la victoria siempre. Patria o Muerte, Venceremos».

Más adelante, la delegación cubana, encabezada por el Jefe de Gobierno, visitó el Cuartel de la Montaña, sitio donde descansan los restos del Comandante Chávez, y que se ha convertido en salvaguarda de su memoria y legado político.

En este lugar, también conocido como 4F, se gestó la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, génesis de la Revolución Bolivariana y, tras la muerte de Chávez en 2013, ha sido escenario del homenaje sincero de todo aquel que ha llegado hasta allí.

Este martes, entre otras muestras de afecto, acompañará al Comandante venezolano una ofrenda floral que reitera, en letras rojas, que el «mejor amigo de Cuba» sigue vivo y multiplicado en cada hombre de bien.

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución