José Martí un hombre cósmico.

Jairo Arostegui Garcia.
Departamento de Historia de la Universidad de la Habana.
Martí fue la figura principal de la preparación de la Guerra del 95, fue fundador y creador del Partido Revolucionario Cubano y el periódico Patria.

Un hombre diferente, único, poseedor de una trascendentalidad y una épica que acompañaría su aura hasta el último día de su vida.

Nacido en el seno de una familia española con pocos recursos económicos. Leonor Pérez se nombraba su madre y su padre Mariano Martí, dejaban España y se embarcaban en un sueño y tras sus espaldas el mundo mediterráneo, las imágenes de la infancia, su boda y los primeros pasos del baile en el que se conocieron. Así llegaban a Cuba, con una ilusión, observando el Morro desde la distancia, una imagen que se repetiría para el niño que joven abandonaría la Isla de Cuba.

Sus primeros estudios fueron en el colegio municipal de Rafael María de Mendive. Así nacía la profunda amistad entre este, su maestro, y el joven José Julián; amistad fraterna y sincera que se mantuvo firme hasta los últimos días de vida de Martí

Mendive fue el maestro de un sector importante de muchachos habaneros que posteriormente se convirtieron en grandes exponentes de la última generación de independentistas decimonónica. El joven Martí pronto se sintió atraído por las ideas revolucionarias de muchos cubanos, y tras el inicio de la Guerra de los Diez Años y el encarcelamiento de su mentor, inició su actividad revolucionaria: publicó la gacetilla el Diablo Cojuelo, y poco después una revista, La Patria Libre, que contenía su poema dramático Abdala.

 A los diecisiete años José Martí fue condenado a seis años de cárcel por su pertenencia a grupos independentistas; realizó trabajos forzados en el penal hasta que su mal estado de salud le valió el indulto. Durante este tiempo en prisión la familia sufre un profundo dolor y su madre pasa momentos duros, y es solucionado con la deportación hacia España.

Ya en suelo ibérico publicó su primera obra de importancia, el drama La adultera. Inicio en Madrid estudios de derecho y se licenció en derecho y filosofía y letras en la Universidad de Zaragoza.  Publica también en España la República Española contra la Revolución Cubana, donde reclamaba a la metrópolis que hiciera un acto de contrición y reconociese los errores cometidos en Cuba.

Allí se solidifica un pensamiento independentista que comienza a complejizarse hasta ser un edificio incalculable donde la decolonialidad a través de la educación se vuelve el centro del problema latinoamericano.

Su pensamiento se ve expresado mediante principios intelectuales reflejados en su concepción literaria del mundo, una poesía de altos vuelos y un desarrollo del ensayo que lo convirtió en el padre del modernismo latinoamericano al decir de Rubén Darío.

Además, Martí fue la figura principal de la preparación de la Guerra del 95, fue fundador y creador del Partido Revolucionario Cubano y el periódico Patria. Todo su pensamiento es un todo coherente y sutil encaminado a la independencia de Cuba y de Nuestra América y a favor de los más necesitados del mundo.