Felicita Raúl Castro a Oficina del Programa Martiano en su aniversario 25

Darío A. Extremera Peregrín
Cubadebate
Torres Cuevas leyó una carta de felicitación a la Oficina del Programa Martiano enviada por el General de Ejército Raúl Castro, en la que reconoce el “minucioso trabajo” que han llevado a cabo la Oficina y sus trabajadores para que “se conozca y preserve la obra de Martí, cuyo ideario nos ha acompañado en todas las grandes batallas que hemos librado por nuestra Revolución”.

Este jueves 7 de abril se celebró en el Memorial José Martí el acto por el aniversario 25 de la Oficina del Programa Martiano, institución encargada de coordinar las acciones nacionales para apoyar el estudio del pensamiento y legado de José Martí y su difusión en Cuba y el extranjero.

Creada el 9 de abril de 1997, la Oficina del Programa Martiano fue presentada en un acto oficial el 19 de mayo de ese mismo año –ambas fechas, escogidas cuidadosamente por su simbolismo en la vida del Apóstol–, y coordina un sistema institucional compuesto por el Centro de Estudios Martianos, la Sociedad Cultural José Martí y el Movimiento Juvenil Martiano.

Eduardo Torres Cuevas, director de la Oficina, explicó que, según el acuerdo del Consejo de Estado, esta fue creada para “la más amplia difusión y promoción nacional e internacional del pensamiento, la vida y la obra del Maestro, con la participación de instituciones estatales, culturales, educacionales, científicas y sociales del país. Debía coordinar todos los empeños que se realizan en nuestra nación en relación con el universo martiano”.

La designación de Armando Hart Dávalos como director de la recién fundada Oficina del Programa Martiano –afirmó Torres Cuevas– fue “el primer indicio de la trascendencia que tenía el surgimiento de la institución”.

Recordó que “en su discurso de inauguración, el doctor Armando Hart advirtió la enormidad de la empresa que se acometía, sobre todo por el desarrollo, divulgación y agresividad del pensamiento generado en Occidente y generalizado por sus medios de divulgación masiva, e hizo una afirmación de entera vigencia hoy: ´No hay en lo interno del país una necesidad política de mayor relieve que el estudio y divulgación de la obra martiana'”.

Hart fue fundador del MR 26-7, miembro de su dirección nacional, primer ministro de Educación del Gobierno revolucionario, dirigente del Partido y primer ministro de Cultura. Al asumir el cargo al frente de la Oficina del Programa Martiano, le manifestó a varios compañeros que sentía que ese nombramiento era la responsabilidad más importante que le habían dado en su vida como revolucionario, relató Torres Cuevas.

El actual director de la Oficina afirmó que “las enormes potencialidades espirituales que nos brindan la vida, la obra y las enseñanzas de Martí constituyen hoy –y con más razón hacia el futuro– las esencias de lo que pudiera llamarse la ideología cubana”.

Torres Cuevas leyó una carta de felicitación a la Oficina del Programa Martiano enviada por el General de Ejército Raúl Castro, en la que reconoce el “minucioso trabajo” que han llevado a cabo la Oficina y sus trabajadores para que “se conozca y preserve la obra de Martí, cuyo ideario nos ha acompañado en todas las grandes batallas que hemos librado por nuestra Revolución”.

“Seguir estudiando y difundiendo el legado del Apóstol, con toda su carga ética, patriótica, internacionalista y antiimperialista, es una de las misiones de mayor trascendencia en la Cuba de hoy”, señala el General de Ejército en la misiva.

Durante su intervención en el acto de este jueves, Torres Cuevas hizo un recuento de la labor de algunas de las instituciones afiliadas a la Oficina del Programa Martiano.

Sobre la Sociedad Cultural José Martí, precisó que cuenta con 16 675 miembros en todo el país, agrupados en 137 consejos municipales y 1 388 clubes martianos.

“El Centro de Estudios Martianos realiza el empeño más trascendente sobre la obra de nuestro Héroe Nacional: su edición crítica. Lleva a cabo varias líneas de investigación y publica, como promedio, ocho obras anuales”, dijo.

Agregó que las acciones más importantes en la jornada nacional por el aniversario 170 del natalicio de José Martí se están dedicando a la Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo “Con todos y para el bien de todos. Diálogo de Civilizaciones”, que tendrá lugar en enero del año próximo, un evento al que tanto Fidel como Hart dedicaron su mayor atención.

Al final de su intervención, Eduardo Torres Cuevas entregó por primera y única vez un diploma de reconocimiento especial al General de Ejército Raúl Castro “por constituir el ejemplo vivo de la práctica y la ética martianas, una de cuyas expresiones es la creación y permanente preocupación por la Oficina del Programa Martiano y su sistema de instituciones”.

 

 

En las palabras finales del acto, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso Grau, resaltó la importancia que tuvo Fidel Castro en el surgimiento de la Oficina.

“De la labor y del pensamiento visionarios del Comandante en jefe, y de su comprensión cabal de la significación del legado del Apóstol en la fragua de la unidad de la nación y la consolidación del proyecto socialista, nacería la idea de crear la Oficina del Programa Martiano”, apuntó.

El ministro de Cultura sostuvo que una valoración, en un sentido amplio, de la cultura cubana en el último cuarto de siglo “no podría prescindir del sustancial aporte realizado por la Oficina del Programa Martiano mediante su labor coordinadora del trabajo del conjunto de las instituciones martianas, y su fructífera relación de asesoría y colaboración con múltiples organismos”.

Alonso Grau destacó que la contribución de la Oficina fue muy importante en la reafirmación de los valores y principios autóctonos de la Revolución cubana, sobre todo en destacar el lugar del pensamiento patriótico, antianexionista y antiimperialista de José Martí en la creación de la conciencia nacional y la definición de la esencia humanista y los rasgos distintivos del socialismo cubano.

Como parte del acto fue cancelado un sello postal conmemorativo por el aniversario 25 de la Oficina del Programa Martiano.

La cancelación estuvo a cargo de Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Rogelio Polanco Fuentes, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del PCC; Eduardo Torres Cuevas, director de la Oficina del Programa Martiano; Wilfredo González Vidal, viceministro primero de Comunicaciones, y Eldis Vargas Camejo, vicepresidente primero de Correos de Cuba.

El secretario general de la CTC, Ulises Guilarte de Nacimiento, entregó a la Oficina del Programa Martiano y su sistema institucional el sello 80 Aniversario de la CTC, y la Unión de Jóvenes Comunistas la distinguió con la Moneda Conmemorativa por el 60 aniversario de la creación de la UJC.

Asistieron al acto, además, el Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura; la vice primera ministra Inés María Chapman Waugh y otros dirigentes del Partido, Estado y Gobierno cubanos, junto a representantes de todas las instituciones martianas y asociaciones profesionales que participan en el Programa Nacional de Estudio y Promoción del Ideario Martiano.