El Partido: en el centro de los problemas

Maria Caridad Guindo Gutierrez
El Artemiseño
Bajo el principio expresado por el Primer Secretario del Comité Central y presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de que lo más revolucionario dentro de la Revolución tiene que ser el Partido, los delegados expusieron debilidades en la actividad agropecuaria, que enfrenta el desafío del autoabastecimiento local, junto a los compromisos con La Habana.

Al protagonismo de las organizaciones de base del Partido en el centro de los asuntos, la ejemplaridad y el análisis crítico en la reunión del núcleo de cuanto obstaculiza el desempeño de la empresa, el policlínico y el barrio exhortó Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido, en la asamblea de balance del Comité Municipal en Artemisa.

El dirigente llamó a despojar de formalidad los debates e invitar a todo el que pueda enriquecer ideas y contribuir a resolver los problemas. “La falsa unanimidad no ayuda. Una mirada crítica a nuestras deficiencias también motiva a los escépticos y permite incrementar las filas de la vanguardia con lo mejor de la sociedad”.

Bajo el principio expresado por el Primer Secretario del Comité Central y presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de que lo más revolucionario dentro de la Revolución tiene que ser el Partido, los delegados expusieron debilidades en la actividad agropecuaria, que enfrenta el desafío del autoabastecimiento local, junto a los compromisos con La Habana.

Mario Cordero Valdés, secretario del núcleo de la CCS Rigoberto Corcho, refirió la utilidad del humus de lombriz y los microrganismos eficientes en un difícil contexto económico, en el cual urge “bajar precios, tanto como cumplir planes, si revisamos los costos y evitamos gastos excesivos”.

Asimismo habló de la morosidad en la contratación de las producciones y el desvío de alimentos, mientras llamó a prestar atención a los campesinos más pequeños, esos sin grandes extensiones de tierra que también abastecen los mercados.

Incrementar el vínculo con la Universidad, la educación nutricional de la población, el empleo de la materia orgánica en una entidad como Flora y Fauna, además de la calidad de semillas y posturas a partir de la experiencia en la finca escuela La Ernestina, constituyen retos, cuando el 25 por ciento de los más de 5 000 militantes artemiseños pertenecen al sector.

Joan Cabo Mijares, ratificado como Primer Secretario de la organización en el municipio, instó a elevar la atención a la caña e implementar las 93 medidas aprobadas para fortalecer el ramo.

Foto: Otoniel Márquez
Fotos: Otoniel Márquez

“Cuando revisamos las actas de las reuniones muchas veces abundan excusas para no hacer lo que nos corresponde. Es preciso buscar soluciones y sacar el mejor provecho a la cultura agrícola de Artemisa, donde los incumplimientos de leche, carne y otros renglones han de estremecer a la militancia”, sentenció Gladys Martínez verdecia, Primera Secretaria del Comité Provincial.

A la batalla económica se suma la ideológica, a partir de la capacidad de narrar nuestra realidad en redes sociales, formar generaciones a la altura de los principios socialistas y alimentar el espíritu de las comunidades en situación de vulnerabilidad.

“El mejor trabajo político ideologico está donde se brinda un bien servicio, cumplen los planes, evitan el robo de recursos…”, aseguró Morales Ojeda, de modo que corresponde materializar estos desafíos con mayor control popular y la conducción de los miembros del Comité, el Buró municipal y los delegados a la asamblea provincial recién electos.