Donde algo no esté bien, ¿qué ha hecho el Partido frente a eso?

Equipo Granma
Promover el diálogo sobre los principales temas que interesan al pueblo y asesorar a la administración en la solución de los problemas de cada territorio deben ser las principales tareas del Partido
Foto: Juvenal Balán

Promover el diálogo sobre los principales temas que le interesan al pueblo y asesorar a la administración en la solución de los problemas de cada territorio deben ser las principales tareas del Partido y su militancia, así lo hizo notar el doctor Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, durante la asamblea de esa organización política en el municipio de Guantánamo.

Morales Ojeda insistió en que los burós municipales del Partido deben ser entidades más resolutivas, capaces de movilizar a los militantes y no militantes en tareas de impacto social, económico y cultural, para lo cual se deben cambiar las fórmulas del trabajo político e ideológico, aprovechando el valor del arte, capaz de generar emociones con frescura y sin dogmas.

Por lograr una mayor ejemplaridad y combatividad en la militancia, se proyectó la delegada Olga Pérez Guerra, de la Fábrica de Válvulas y Bombas Industriales Mayor General Carlos Roloff, quien expuso cómo, ante la disminución de los presupuestos monetarios y las carencias, su empresa apostó por la innovación incentivada desde el propio núcleo del Partido y el Buró Sindical.

«Nos encadenamos con otras provincias, productores locales y las nuevas formas de gestión estatal y no estatal, concretamos cinco elaboraciones e incluso realizamos ventas en Pinar del Río. La producción no se detuvo y ningún trabajador quedó interrupto», comentó.

Rafael Pérez Fernández, miembro del Comité Central y primer secretario del PCC en la provincia, al intervenir en el encuentro, recalcó que el Partido debe garantizar la construcción y aplicación de la política del Estado y el Gobierno desde la participación colectiva. En el sector empresarial y privado la mejor forma de respaldar la Revolución es trabajar para superar cualquier adversidad, incluso el bloqueo.

Heriberto Martín Campos, presidente de la cooperativa de créditos y servicios Enrique Campos Caballero, reconoció los beneficios de las 63 medidas aprobadas por el país para dinamizar el sector agrícola, y admitió que aún se puede aportar en aras de disminuir los precios y proveer al pueblo con insumos cualitativamente superiores a los disponibles hoy.

 

EL EJEMPLO DE LOS MILITANTES EN TODOS LOS PROCESOS PRODUCTIVOS

Ninguna base productiva puede sentirse satisfecha con limitarse a cumplir los planes, pues se sabe que estos están muy lejos aún de responder a la demanda de alimentos de la población, así coincidieron los primeros delegados en tomar la palabra en la asamblea de balance del Partido en el municipio de Minas, Camagüey.

Ismael Álvarez opinó que hay que resolver, ante todo, muchos de los problemas presentes hoy en el manejo de la ganadería bovina que impiden dar el salto cualitativo que se espera, no obstante las medidas aprobadas por el Gobierno para estimular la producción de leche y de carne.

El principal obstáculo, que se repite de campaña en campaña y no es asumido con total responsabilidad por los propietarios, está relacionado con la garantía de comida y de agua para los animales, un asunto que incide de manera negativa en la salud del rebaño y, por tanto, en el deterioro de los indicadores de calidad.

Al referirse a ese tema, Dilbert Acosta, de la cooperativa Miguel Benavides, planteó lo vital que resulta que los militantes del Partido estén presentes en todos los procesos productivos y motiven, con su ejemplo y meritorio desempeño, al resto de los trabajadores y campesinos.

Pronunciamientos similares estuvieron dirigidos a valorar el insuficiente proceder de las organizaciones de base a la hora de exigirles resultados concretos a los responsables, lo que queda demostrado en la insuficiente cantidad de dirigentes administrativos que rinden cuenta de forma sistemática ante sus núcleos respectivos.

Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Camagüey, llamó a desterrar del actuar partidista la rutina, el formalismo, la superficialidad en los análisis, el dañino compadreo y la falta de seguimiento a la solución de los planteamientos de los trabajadores y de la población en general.

 

A LOS JÓVENES, EL PROTAGONISMO QUE MERECEN

La necesidad de contar con las nuevas generaciones para continuar edificando nuestro proyecto social y lograr el fortalecimiento de la Revolución en todos los terrenos, constituyó tema central de los debates de la asamblea de balance del Partido en Sagua la Grande.

Al respecto, Yudí Rodríguez, primera secretaria de la organización en Villa Clara, señaló que para poder lograr la continuidad generacional a que nos ha llamado la dirección del país, hay que trabajar en la superación profesional de la juventud, asignarle tareas en la economía, el trabajo comunitario y la defensa de la Revolución en las redes sociales, entre otras áreas claves del trabajo político-ideológico.

«Debemos revisar el crecimiento de las filas en todos los sectores, porque tenemos muchos trabajadores jóvenes excelentes, y hasta héroes que lo demostraron durante el enfrentamiento a la COVID-19, con quienes hay que trabajar para sumarlos a las filas del Partido», destacó la Primera Secretaria.

José Alberto Peña, secretario general del Comité del Partido de la Fábrica de Calderas, refirió la labor realizada en esa importante industria en la formación de cuadros jóvenes y la capacitación de los obreros de reciente incorporación, como relevo de la fuerza de trabajo; labor similar a la de la Empresa Electroquímica, donde prevén crecer este año en las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas y el Partido.

Significativo resultó también el análisis del tema de la atención al sector no estatal y a sus jóvenes, tarea en la cual aún se evidencian fisuras; al igual que en el asunto de la comunicación social, como recurso estratégico de la Revolución Cubana.

 

DINAMIZAR LA VIDA ECONÓMICA Y SOCIAL

Abarcadoras y profundas exposiciones concernientes a la vida interna del Partido, su funcionamiento, la necesidad de que, como organización de vanguardia, se convierta en dinamizador de la vida económica y social del pueblo, y la soberanía alimentaria ocuparon el centro de los debates de la militancia en las asambleas de balance de los municipios de Ciego de Ávila y Morón.

Los análisis también versaron sobre la política de cuadros, el aporte de la empresa estatal socialista, de las mipymes y las iniciativas locales de desarrollo, actores económicos donde la militancia debe actuar a tono con los nuevos tiempos, sin deformaciones ni debilidades, y con el liderazgo que los ha caracterizado. Incumplimientos en renglones como la siembra de cultivos de plátano, yuca, malanga, boniato, piña, frutabomba y guayaba son referentes negativos por tener en cuenta, señal de que los resultados que hoy no se logran van más allá de la aplicación de esta serie de resoluciones y medidas; va en el actuar, en la información oportuna, en el rol del núcleo en cada una de las bases productivas; de entablar un intercambio directo con los productores y tratar de ayudarlos a resolver sus problemas e inconformidades, en consonancia con las 63 medidas aprobadas para el sector, que rompen esquemas que limitaban el desarrollo de las fuerzas productivas.

Noel Rodríguez Mesa, militante de la cooperativa de créditos y servicios (CCS) José Martí, identificó como otra de las causas que impiden el necesario despegue desde los surcos, las cuentas por cobrar y pagar, lo cual desestimula el trabajo en la base; un tema que necesita de «análisis más complejos sin vacilación y sin recetas, aspectos en los que la militancia tiene el deber de señalar errores y contribuir a la búsqueda de soluciones», al decir de Rogelio Polanco Fuentes, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y jefe de su Departamento Ideológico.

Proyectos como el de Media Luna, constituido, además, en mipyme privada, son ejemplos de la generación de nuevos empleos y los beneficios a las comunidades aledañas.

La labor partidista hacia el interior de ellas es otra fortaleza, como reflejó Miguel Ángel González Alarcón, militante y director del proyecto La Trocha de Ceballos, uno de los 23 constituidos en el territorio durante el pasado año, con un aporte de 16 millones de pesos.

En La Trocha, abarcador proyecto vinculado a la historia de la comunidad y del área geográfica cercana a la línea fortificada de Júcaro a Morón, el trabajo político-ideológico es fuente en la cual beben los jóvenes, como lo demostró la última asamblea de ejemplares, en la que 26 de ellos mostraran disposición a ingresar en la organización juvenil, rememoró González Alarcón.