Díaz-Canel: “La Revolución Cubana es defender lo justo”

Roxana Núñez Wilson
PCC
El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba resaltó que alcanzar la mayor justicia social posible es por lo que trabaja el Partido y es esa la razón por la que la organización no debe deslindarse de los conceptos marxistas leninistas.

La lucha por la justicia social es lo que distingue a la Revolución, porque “la Revolución cubana es defender lo justo”. Así lo afirmó el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la asamblea de Balance del Partido en Santiago de Cuba.

Alcanzar la mayor justicia social posible es por lo que trabaja el Partido, y es esa la razón por la que la organización no debe deslindarse de los conceptos marxistas leninistas, ni de los valores éticos que defendemos, que se manifiestan una y otra vez a través de la solidaridad que pone en práctica desde hace muchos años el pueblo cubano.

Por esta razón, el Presidente recordaba las palabras de Fidel cuando expresaba que “No damos lo que nos sobra, compartimos lo que tenemos”. Lo cual reseña el carácter profundamente humano y solidario del pueblo cubano.

Díaz-Canel reconoció el proceso de comprensión y asimilación hecho por los comunistas santiagueros de las Ideas, Conceptos y Directrices emanados del 8vo. Congreso del Partido. Señaló que se notaba el compromiso con que habían asumido la tarea y la voluntad de hacer, en un camino preñado de emociones, realizaciones y obstáculos, pues la brutal campaña mediática, financiera y económica contra nuestro proyecto de país no cesa. 

Precisó que entre las grandes tareas que le asisten al Partido hoy se encuentra la batalla económica, con la producción de alimentos y el plan de desarrollo económico-social al frente.

Argumentó el mandatario la importancia de las 63 medidas para impulsar el desarrollo de la agricultura, que han beneficiado a los campesinos y productores de alimentos que se muestran satisfechos con las nuevas posibilidades de comercialización. 

 

Foto: Estudios Revolución.

 

“Ya estamos viendo impactos muy discretos en el campo, discretos porque aun no se ven reflejados en la mesa de los cubanos, pero ahí está el avance: hay más calidad en la siembra, en la preparación de la tierra, en el cultivo de semillas, se está acopiando más leche. Si seguimos así, podremos cambiar la situación en la producción de alimentos, y con más producción solucionaremos los problemas de inflación, que no son solo problemas de controlar la oferta y la demanda”, precisó Díaz-Canel.

El mandatario recordó que el bloqueo contra Cuba no desaparecerá, por lo que tenemos que utilizar soluciones creativas con lo que tenemos, para ir arrancándole pedacitos a los problemas.

 Reflexionó que “no vamos a tener efectivo para comprar herbicidas, plaguicidas, fertilizantes u otros productos necesarios en la agricultura, por lo que se está abogando por la utilización de las técnicas de la agroecología, con producciones agropecuarias que sean sostenibles, amigables con el medio ambiente, y de excelentes resultados”.

Es por eso que uno de los principales objetivos para el Partido será el de redimensionamiento de las empresas de la agricultura para hacerlas fuerte a nivel de municipio. “Tenemos que lograr que haya al menos una empresa agropecuaria en cada municipio, que fortalezca el desarrollo de la agricultura local”, puntualizó Díaz-Canel.

El Presidente resaltó la importancia de buscar repuestas en la ciencia y la innovación, y en basar la gestión del gobierno en ello. El desarrollo de los polos productivos agropecuarios, el uso del policultivo, la concatenación entre las empresas productivas, las minindustrias, la producción de alimentos tanto para la población como para la exportación, fueron aspectos en los que el dirigente centró sus análisis.

Sobre el trabajo político e ideológico, Díaz-Canel destacó la preparación de los cuadros y de las reuniones en los comités de base, además de enfatizar en la necesidad de poseer una cultura para hacer política que responda a los momentos que vivimos,  siguiendo los estilos de hacer política de Martí, Fidel y de Raúl.

Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró político y secretario de Organización del Comité Central del PCC, al intervenir en la reunión profundizó en todas las problemáticas que afectan el correcto funcionamiento de la organización, comenzando por la política de cuadros y la presencia de militantes, no militantes, jóvenes de la UJC y del universo juvenil en todas las reuniones de los comités de base.

 

Foto: Estudios Revolución.

 

La ejemplaridad y la constancia de la militancia, el bajo porciento de militantes de la UJC que cumplen con los requisitos para pasar al Partido; la democratización de las rendiciones de cuentas, el uso del método científico para la solución de problemas y el perfeccionamiento de las relaciones con la prensa, para solventar situaciones de forma oportuna y veraz, fueron otros de los temas tratados por Morales Ojeda.

“Tenemos que lograr que los cuadros tengan una insatisfacción sana y revolucionaria, que lleven las cosas hasta el final. Hay que tener cultura del buen gusto y del detalle, lograr ser sistemáticos, abandonar las campañas y los maratones y perfeccionar el trabajo político ideológico cambiado la manera tradicional de hacerlo por una más fresca e innovadora”, puntualizó el dirigente partidista.

En la reunión de los comunistas santiagueros se ratificó como Primer Secretario del Partido en la provincia a José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del CCPCC y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Como invitados especiales estuvieron presentes el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez,  y el Héroe del Trabajo de la República de Cuba Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del PCC, entre otros dirigentes políticos de la provincia y funcionarios del aparato auxiliar del Comité Central del Partido.

José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario del Partido en la provincia, expuso los resultados del informe central, fruto del debate en las asambleas municipales y distritales con los secretarios generales de las organizaciones de base, los delegados electos, militantes, trabajadores, estudiantes universitarios, dirigentes administrativos y delegados del Poder Popular.   

 

Foto: Estudios Revolución.

 

El también miembro del Comité Central del Partido manifestó que la organización cuenta con 48 mil 347 efectivos en la provincia de 4 mil 42 organizaciones de base, creciendo con respecto al proceso anterior en 253 estructuras de base y 4 mil 500 militantes, con un promedio de ingreso a las filas de más de 3 mil por año.

“Siendo necesario trabajar en lo adelante con mayor efectividad en los centros sin estructura partidista, con los militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), los obreros y los sectores estratégicos de la economía, incluidos los trabajadores del sector no estatal, así como los dirigentes administrativos, donde existen reservas y potencialidades”, expresó Monteagudo.

Desde el Teatro Heredia, el Primer Secretario de la Ciudad Héroe puntualizó que en esta etapa que finaliza se han renovado 837 secretarios generales de organizaciones de base y 2 174 otros miembros de la dirección, pero continua siendo importante que los primeros secretarios de los comités municipales y distritales perfeccionen el sistema de atención a las organizaciones de base, logrando una mayor vinculación y participación de los cuadros en las reuniones y demás actividades de los núcleos.

Además, resaltó que del reciente proceso de entrevistas a cuadros del Sistema Empresarial y sus reservas, se identificó un conjunto de problemas, entre los cuales se encuentran: el desconocimiento, la falta de iniciativas y agilidad en la implementación de las 43 medidas para el perfeccionamiento de la Empresa Estatal Socialista, la limitada utilización de las facultades otorgadas, deficiencias en la atención a los jóvenes e insuficiente utilización de la ciencia y la innovación en la solución de los problemas.

Al evaluar los resultados del cumplimiento de los indicadores de la estrategia económico-social en el actual escenario nacional, el informe reporta que, al cierre del 2021, las ventas netas se comportaban al 86,1 por ciento; incumpliendo nueve organismos e incidiendo en los resultados la falta de materias primas, combustibles y otros insumos, la paralización de actividades por la pandemia y falta de sistematicidad en su seguimiento y control.

Acotó que existen 26 producciones físicas que no alcanzan los niveles planificados; entre ellas: la leche fluida, las viandas, el frijol, el maíz, la madera aserrada, la carne vacuna, los huevos, los helados, el yogurt, el azúcar y los materiales de la construcción.

El informe detalla que en el territorio se desarrolla un amplio movimiento encaminado a la creación de nuevos polos productivos y al rescate de otros, para lograr una mayor capacidad de respuesta en el suministro y estabilidad de productos agropecuarios. Por ello en la campaña de frío se sembraron 52 mil 851 hectáreas (ha), sobrecumpliendo lo planificado en 4 mil 274 ha, con un crecimiento de un 14 por ciento.

El programa de desarrollo cafetalero crece en 200 toneladas, sin embargo, se hace necesario el mejoramiento de la infraestructura para una de mayor aplicación de la ciencia y la técnica en las plantaciones, la ampliación del fondo de los patios y de secado. Mientras, en el programa ganadero persisten deficiencias relacionadas con el insuficiente desarrollo de la base alimentaria, el trabajo con la reproducción, el manejo de la masa, los problemas de control pecuario, las muertes, el hurto y sacrificio de ganado mayor y los incumplimientos de las producciones de leche y carne.

Para finales de 2021 existían 31 empresas que cerraron con pérdidas; presentando la situación más desfavorable: Industrias Locales, Mantenimiento Constructivo Provincial, EPASE, Agroindustrial América Libre, Agropecuaria Laguna Blanca, Avícola, Acopio, Integral Agropecuaria Santiago, Lácteo, Cárnico, Cemento, así como las dos empresas de Gastronomía del municipio de Santiago de Cuba.

Aun cuando el Partido ha desarrollado su labor encaminada a fomentar la voluntad y vocación exportadora, no se logran los resultados que se requieren. “Los fondos exportables se cumplen al 72.8 por ciento, presentándose los mayores incumplimientos en el tabaco torcido, el ron, azúcar crudo y la chatarra de aluminio, incidiendo en ello los problemas tecnológicos, la falta de materias primas, insumos y otras causas asociadas a las afectaciones por la pandemia”, precisó Monteagudo ante la asamblea.

Aunque el Partido en el territorio ha priorizado la atención a la situación de los cobros y pagos del sistema empresarial, los que han disminuido con respecto al año precedente, aún se reportan 195 MMP (miles de millones de pesos) por concepto de cuentas por pagar vencidas, concentradas en las empresas: Alimentaria Provincial, Gastronomía y Recreación Santiago, Comercio Santiago de Cuba y Comercio y Gastronomía Palma Soriano

Sobre el sector no estatal argumentó que se avanzaba en la atención a las políticas aprobadas, mostrando crecimiento y controlándose a 39 mil 929 trabajadores y constituyéndose 149 MIPYMES y cuatro Cooperativas No Agropecuarias.

“En la provincia se ha trabajado en la creación de un ambiente de compromiso y atención diferenciada a este sector, que favorezca la sindicalización y el crecimiento al Partido y a la UJC, aún estamos por debajo de las potencialidades, solo existen 33 secciones sindicales y un 79 por ciento de afiliación, tres organizaciones de base del Partido y cuatro de la UJC, con 61 militantes del Partido y 36 de la juventud, existiendo reservas para lograr resultados superiores”, evaluó el líder político santiaguero.

En aras de avanzar en el cumplimiento de las políticas dirigidas al perfeccionamiento empresarial en el sector del Comercio, Monteagudo destacó que se hace necesario elevar el desempeño, la gestión y preparación de cuadros y administradores, así como erradicar la falta de control de los recursos, elementos que inciden en el incumplimiento de la Circulación Mercantil Minorista, que en 2021 logró un 71 por ciento y que al cierre de febrero del presente año, se sobrecumple en un 104 por ciento.

Todavía persisten 7 mil 369 afectaciones de viviendas no solucionadas del huracán Sandy, lo cual requiere de un trabajo diferenciado y sistemático con cada familia, teniendo en cuenta que esta situación constituye una de las principales insatisfacciones de la población, a lo que se une la atención a las madres con más de tres hijos. Al respecto, informó que se implementaron varias políticas para atender a las personas con más bajos ingresos económicos, favoreciendo a 21 mil 869 núcleos con 40 mil 168 santiagueros. También se beneficiaron 134 mil 352 personas entre jubilados y pensionados de la Seguridad Social.

José Ramón Monteagudo explicó que el Partido de la provincia ha prestado atención al proceso inversionista, el que se ha visto afectado por el déficit de los recursos materiales y por problemas organizativos y de completamiento de la fuerza de trabajo.

“Actualmente se ha incrementado la exigencia y el control a obras de vital importancia, como la fábrica de Cemento Moncada, las plantas procesadoras de frutas y cítricos, moringa y de producción de pienso, la reparación de la Procesadora de Soya, el programa biofarmacéutico, el hospital Materno Norte y el acueducto y alcantarillado de Palma Soriano, entre otras”, argumentó el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Sobre el incremento de la actividad delictiva contra la economía debido al incumplimiento del deber de preservar los bienes en las entidades económicas y deficiencias en el control interno, Monteagudo afirmó que el Partido y su militancia deben desempeñar un papel más combativo en el enfrentamiento a delitos asociados al hurto, la malversación y la apropiación indebida, así como a los hechos contra el ganado mayor. Los municipios con más incidencia en este aspecto son: Contramaestre, Palma Soriano, Santiago de Cuba y Songo-La Maya y los organismos Comercio y Gastronomía, Alimentaria, Fábrica de Aceite, Salud Pública y Agricultura.

Por otro lado, el informe reseña los resultados poco satisfactorios del Programa Materno Infantil (PAMI), incidiendo en ello las deficiencias en el seguimiento de la atención primaria a las gestantes y lactantes de riesgo, la prematuridad, el bajo peso al nacer y las dificultades en los servicios de Neonatología. Lon los municipios de Santiago de Cuba, Segundo Frente, San Luis y Contramaestre presentan los índices más desfavorables en ese sentido.

“Aún cuando se han implementado las acciones de aseguramiento político a las 63 medidas aprobadas para impulsar las producciones agropecuarias, se han identificado deficiencias relacionadas con la falta de conocimiento y aplicación de estas en la base, insuficiente información y capacitación a los productores, formalismo en el acto de la contratación, desconocimiento para acceder a créditos y al Fondo de Fomento Agropecuario, lo que requiere de una mayor exigencia y control del Partido hacia todos los que tienen responsabilidad en su implementación”, arguyó el dirigente partidista en el Teatro Heredia.