Cacocum y el Partido en el centro de todo

Liset Prego Díaz
Ahora.cu
El trabajo en los barrios vulnerables, el respeto a la voluntad de la comunidad en sus necesidades y deseos y el papel de los militantes en estos escenarios también tuvo su espacio en el intercambio.

En Cacocum se desarrolló la asamblea de balance municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC) en un encuentro signado por el debate franco, profundo y preciso de temas esenciales para el desarrollo socioeconómico del territorio: la producción cañera-azucarera y agropecuaria para garantizar la soberanía alimentaria; el trabajo político-ideológico, el funcionamiento y la vida interna del Partido, así como los derroteros de la política de cuadros.

Presidieron la asamblea Ernesto Santiesteban Velázquez, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario del Comité Provincial; Juan Carlos Marzán Aguilera, vicejefe del departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido; Margarita Rodríguez Monteagudo, funcionaria del Comité Central del Partido, junto a otros representantes de dicha organización en el municipio sede y la provincia de Holguín.

Tras la lectura del informe en el que resaltan problemas de organización y control, el incumplimiento de rubros exportables como miel, azúcar y carbón; las deficiencias en los servicios; el bajo rendimiento cañero cuyo descenso se percibe desde hace cinco años y se generó un análisis puntual que dirigió las miradas a la necesidad de imbricar ciencia e innovación a cada sector de la economía; a la búsqueda de alternativas frente a la intensa sequía que padece el territorio; a la prevención del delito, principalmente el vinculado al hurto y sacrificio de ganado mayor.

Pese a las dificultades destacan paradigmas de eficiencia y productividad cuyo ejemplo debe irradiar al resto de entidades del municipio, pues por sí solos estos casos no llegan a sostener el crecimiento necesario en la demarcación.

La capacitación; el control y prevención de flagelos como el robo de azúcar; la calidad de la siembra; el logro de la estabilidad; favorecer los cultivos varios para la sostenibilidad alimentaria, fueron asuntos hacia los que Ernesto Santiesteban Velázquez recomendó dirigir los esfuerzos.

Al momento de esta reunión debía comenzar la zafra en Cristino Naranjo, pero ya con un atraso de 16 días debido a dificultades técnicas. Ello, en medio de un panorama de carencias y las consecuencias de la pandemia de COVID-19 impone un reto mayor para todos los implicados con incidencia en la economía nacional.

En la producción láctea también fueron señalados los incumplimientos y deficiencias en cuanto a contratación, acerca de lo cual Santiesteban Velázquez insistió en cómo “el Partido debe influir en que se haga bien y debe evaluarse el potencial de cada productor.”

Los elevados precios de venta a la población fueron otro tópico emergido del diálogo que derivó hacia la búsqueda de estrategias que limiten la inflación y calmen las insatisfacciones de la población al respecto tanto desde lo estatal como lo privado.

En cuanto al papel del Partido, su vida interna y el trabajo en las comunidades, las principales ideas abordadas se relacionaron con la formación vocacional y el trabajo político-ideológico para y con los jóvenes, sobre todo lo relacionado con el manejo de redes sociales y el rol de la militancia en estos espacios digitales.

Predominaron los criterios que reconocían el crecimiento en la membresía de la organización como un proceso basado en la búsqueda de la ejemplaridad y el compromiso, desde el intercambio con las canteras jóvenes y los núcleos de cada lugar.

La capacitación; el control y prevención de flagelos como el robo de azúcar; la calidad de la siembra; el logro de la estabilidad; favorecer los cultivos varios para la sostenibilidad alimentaria, fueron asuntos hacia los que Ernesto Santiesteban Velázquez recomendó dirigir los esfuerzos.

Al momento de esta reunión debía comenzar la zafra en Cristino Naranjo, pero ya con un atraso de 16 días debido a dificultades técnicas. Ello, en medio de un panorama de carencias y las consecuencias de la pandemia de COVID-19 impone un reto mayor para todos los implicados con incidencia en la economía nacional.

En la producción láctea también fueron señalados los incumplimientos y deficiencias en cuanto a contratación, acerca de lo cual Santiesteban Velázquez insistió en cómo “el Partido debe influir en que se haga bien y debe evaluarse el potencial de cada productor.”

Los elevados precios de venta a la población fueron otro tópico emergido del diálogo que derivó hacia la búsqueda de estrategias que limiten la inflación y calmen las insatisfacciones de la población al respecto tanto desde lo estatal como lo privado.

En cuanto al papel del Partido, su vida interna y el trabajo en las comunidades, las principales ideas abordadas se relacionaron con la formación vocacional y el trabajo político-ideológico para y con los jóvenes, sobre todo lo relacionado con el manejo de redes sociales y el rol de la militancia en estos espacios digitales.

Predominaron los criterios que reconocían el crecimiento en la membresía de la organización como un proceso basado en la búsqueda de la ejemplaridad y el compromiso, desde el intercambio con las canteras jóvenes y los núcleos de cada lugar.

El trabajo en los barrios vulnerables, el respeto a la voluntad de la comunidad en sus necesidades y deseos y el papel de los militantes en estos escenarios también tuvo su espacio en el intercambio.

También hubo tiempo para reconocer el desempeño del personal de la salud en el enfrentamiento a la COVID-19.

Marzán Aguilera destacó que el informe debatido abordó claramente las dificultades del territorio al tiempo que el Primer Secretario del PCC en la provincia apuntó que la manera en la que se desarrolló la asamblea es el camino pues existió un equilibrio en el análisis de las batallas económicas y las ideológicas.

Diosmanys Cruz Morales, primer secretario del Partido en Cacocum dio lectura a las proyecciones de trabajo dirigidas al crecimiento económico, la soberanía alimentaria, calidad en los servicios de comercio y gastronomía, el cumplimiento de la circulación mercantil, la prevención del delito. También encausadas a elevar los resultados de la vida interna del Partido local, la atención a los jóvenes, trabajo proactivo en cuanto a la política de cuadros y la preparación de las reservas, realizar cursos de capacitación a los cuadros, la constancia de organizaciones de barrio para la sostenibilidad de las acciones en comunidades vulnerables, entre otras.

Finalmente se realizaron elecciones que permitieron la constitución del nuevo Comité Municipal y Buró Ejecutivo, como primera secretaria fue electa Nuris González Pereda.

En este municipio quedan establecidos verdaderos retos para 2022. En lo sucesivo trabajo constante y uso de la ciencia para encauzar cada propósito, acompañamiento del Partido en cada ámbito de la vida del territorio y preparación de los cuadros, sus reservas, así como de los futuros militantes, vigilancia y control, prevención y búsqueda de la eficiencia y eficacia deberán signar los días venideros.