40 años de la Unión de los historiadores cubanos

Dra. Francisca López Civeira
Unión de Historiadores de Cuba
Las palabras de nuestro Comandante fueron y son un estímulo y un reto para continuar desarrollando la labor de la UNHIC con todos los historiadores y por la Historia.

El 7 de diciembre se creó formalmente la asociación que agrupa a todos los que en esta Isla se desempeñan dentro del campo de la Historia.

En un día tan significativo para la tradición patriótica cubana, por la iniciativa de un grupo de historiadores surgió la organización que llega a sus 40 años en este 2021 y, lo más importante, podemos celebrar el acontecimiento con una labor desplegada en favor de la historia dentro de un sentido de unidad e inclusión de todos los que de alguna manera trabajamos en este campo desde la investigación, la docencia, la archivística, la museología, la divulgación, es decir, desde las muy diversas especialidades que tienen la historia como su centro.

La Junta fundacional de lo que se denominó Unión Nacional de Historiadores de Cuba eligió a su directiva, en la cual tenemos nombres imprescindibles como el presidente Julio Le Riverend, o los vicepresidentes Sergio Aguirre y Francisco Prat Puig, entre otros. También encontramos entre aquellos fundadores a Francisco Pérez Guzmán, Gloria García, Francisco Pividal o Estrella Rey; además de contar con la designación de presidentes de honor a Hortensia Pichardo, Fabio Grobart y José Luciano Franco. Como puede apreciarse, se trata de historiadores relevantes por su obra, que ya no están junto a nosotros para festejar este aniversario, pero que estuvieron en el momento originario.

A partir del acto fundacional, llevado a cabo en el edificio del Capitolio Nacional, se desarrolló un proceso en todo el país por el cual se fueron creando las filiales provinciales, la de la Isla de la Juventud y algunas secciones especializadas como la de los periodistas o de los historiadores militares. De esta manera, la UNHIC fue creciendo en membresía y en capacidad de desplegar una labor en función de la investigación histórica, la enseñanza, la preservación del patrimonio y la divulgación del conocimiento histórico.

En estos 40 años se han celebrado 10 Congresos Nacionales de Historia -con lo que se dio continuidad a los organizados por Emilio Roig de Leuchsenring desde 1942-, se han desarrollado otros encuentros especializados, se comenzó la publicación del tabloide El Historiador, ya convertido en revista, se cuenta actualmente con un sello editorial, entre otros logros importantes que incluyen la firma de convenios con instituciones y ministerios con los cuales se relaciona la labor de nuestros afiliados.

Otro aspecto que ha ganado en organización y desarrollo es el estímulo a los historiadores en cualquiera de las esferas donde desarrollen su trabajo. En este sentido tenemos los diplomas de reconocimiento por la obra en determinados campos, los premios de la critica histórica a obras publicadas, el Premio Nacional de Historia por la obra de la vida y, más recientemente se ha incorporado el premio provincial de Historia, además del sistema de becas y los concursos como el de investigación histórica que aportan ayuda económica para desarrollar proyectos de investigación.

Uno de los momentos relevantes fue el Taller “La Historia, el historiador, la sociedad cubana actual y los retos del nuevo milenio”, celebrado en octubre del 2000, que tuvo la presencia de Fidel el día 16. En esa ocasión nos dijo: “Ustedes tienen muchas cosas que contar, que hacer, muchas ideas que transmitir, tienen la ventaja de estar unidos, estar organizados y atacar con todas las fuerzas en una misma dirección.”

Las palabras de nuestro Comandante fueron y son un estímulo y un reto para continuar desarrollando la labor de la UNHIC con todos los historiadores y por la Historia.